Crónica primera del juicio a un femicida

Crónica primera del juicio a un femicida

El pasado 11 de enero inició en Venezuela el juicio contra Willian Infante Borges, «presunto» femicida de la bailarina venezolana Mayell Hernández, quien fue asesinada en su residencia ubicada en Charallave del estado Miranda, donde se encontraba con su hija de dos años.

El inicio de esta odisea judicial activa al movimiento feminista y los familiares de Mayell, quienes tienen conocimiento del largo trecho que aún les toca andar para llegar a la justicia. «Los Querellantes ratificaron sus escritos en el caso del Ministerio Público (MP), y la Fiscalía Nacional con competencia en Femicidios, su escrito acusatorio fue por Femicidio Agravado«, detalló la abogada especialista en violencia de género María Hernández Royet.

La abogada también precisó que «la defensa de William Infante negó la responsabilidad de este como autor del femicidio, alegando entre otras cosas que el fue voluntariamente al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la Avenida Urdaneta en Caracas, donde lo sometieron a situaciones (presunta tortura) que lo obligaron a confesar«, con esta declaración Infante acusa a las fuerzas de seguridad de presunto abuso de poder, mismas fuerzas de seguridad que sirvieron de mediadores entre él y Mayell cuando ésta le denunció por violencia doméstica.

Asimismo la defensa aseveró que el Cicpc «prácticamente sembró» las evidencias que el mismo Willian Infante mostró a los funcionarios de seguridad luego de ser detenido y haber confesado el crimen y que consta en las actas policiales. Infante declaró donde estaban el arma y otras pruebas que lo incriminan directamente, elementos que fueron ratificados en la audiencia de presentación ante el Tribunal que lleva el caso.

Las organizaciones sociales que han apoyado a la familia, propusieron acompañar el juicio a lo largo del proceso cuyo desarrollo es «extenso y cansón» según palabras de la abogada especialista en el área, a través de tuitazos y manifestaciones frente al juzgado, por lo que las acciones en redes sociales se mantendrán con la etiqueta #PenaMáximaAlFemicida hasta que se la familia Hernández Naranjo pueda alcanzar justicia.

En contexto

En octubre pasado el director general del  Cicpc, Douglas Rico, ofreció detalles de la aprehensión de William Infante por el asesinato de Mayell Hernández el pasado 3 de septiembre. Rico detalló que luego de experticias técnico científicas, «se conoció que la víctima en horas de la noche fue sorprendida por su ex pareja, quien comenzó una discusión que originó un forcejeo; ya que el sujeto la empujó contra la cama golpeándole la cabeza, mientras le pedía tener relaciones sexuales, a lo que la víctima se negó».

Infante no aceptó la decisión de la madre de su hija por lo que se abalanzó sobre ella para asfixiarla hasta estrangularla; ella en defensa tomó un cuchillo y lo hirió en el brazo. Las pesquisas condujeron a los expertos hasta la avenida Urdaneta, en Caracas, donde fue aprendido el victimario, en el sitio se incautó un cuchillo y las pertenencias de la hoy occisa, sin embargo la defensa alega que la confesión y las pruebas halladas son falsas.

EC

Artículos relacionados