Revelan verdadera historia del opositor cubano José Daniel Ferrer

José Daniel Ferrer representa el nuevo capítulo a través del cual el aparato de propaganda estadounidense emprende un ataque contra el gobierno cubano. Ferrer, de 49 años, es un opositor disidente que en varias ocasiones ha sido encarcelado por acciones violentas contra la seguridad nacional de la isla e instituciones del Estado. Hoy paga una condena como consecuencia de una presunta agresión física a un ciudadano.

Según una información divulgada por la televisión oficial cubana, Ferrer fue detenido tras ser denunciado por  «secuestrar y posteriormente propinarle una severa golpiza» al ciudadano Sergio García González, quien una vez recuperado de sus lesiones que le enviaron al hospital, denunció a su agresor que actuó junto  a tres personas más. El acusado fue detenido el pasado 1 de octubre y desde entonces la prensa anticubana se ha dedicado a posicionar la idea de que es un preso de conciencia.

Ferrer fue uno de los 75 disidentes encarcelados en la llamada «Primavera Negra» de 2003 y está vinculado a la puesta en marcha de acciones violentas y está acusado por el gobierno de la isla de recibir apoyo logístico de la embajada de Washington en La Habana para acometer dichos actos. Como ya es habitual, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, emitió un comunicado rechazando el encarcelamiento de Ferrer, pero tergiversando las motivaciones de su arresto.

La verdad que no se cuenta

Del encarcelamiento de José Daniel Ferrer se ha dicho que es por motivos políticos, que lo tienen aislado, que su familia desconoce su paradero y que está en malas condiciones de salud. Por más contradictorio que suene el diagnóstico de su situación, los medios bajo el amparo del anticastrismo, imponen esas teorías.

El gobierno cuibano divulgó imágenes que muestran a la familia de Ferrer en visita reciente del 7 de noviembre. En el video no parece estar en mal estado de salud.

Sin embargo el gobierno de Cuba mostró las pruebas de las condiciones en las que se encuentra el detenido, una visita reciente de sus familiares en su lugar de reclusión y un reporte médico en el que se aclara que Ferrer goza de buena salud y buena alimentación. Ninguna de esas informaciones ha sido publicada por la maquinaria publicitaria que hace oposición al gobierno cubano.

RB

Debaten resolución que exige fin del bloqueo a Cuba

Artículos relacionados