#VTanálisis El show no puede continuar: JJOO Aplazados

«Pensamos que Tokio 2020 podría ser un faro de esperanza para el mundo durante estos días difíciles»

Esta frase, extraída del comunicado oficial emitido por el Comité Olímpico Internacional (COI), nos hace pensar las razones por las cuales las autoridades responsables de la realización de  los JJOO estiraron hasta el último momento la decisión de aplazar la magna cita del deporte universal.

Querían ser un «faro de esperanza» en tiempos difíciles. Hasta aquí todo está muy bonito, pero ¿Es esta la verdadera razón para haber tardado tanto en aplazar los Juegos?

En un primer momento pensamos que los japoneses sabían algo que el resto del mundo desconocía sobre el COVID-19. ¿Será que ya tienen la cura? ¿Ya saben en cuánto tiempo volverá el mundo a la normalidad? (si es que vuelve).

Lo cierto es que pasaban los días y no entendíamos cómo FIFA suspendía la Eurocopa y la Copa América de fútbol, se posponían los distintos eventos deportivos en todo el planeta… Y la máxima cita del deporte universal se mantenía en la fecha prevista.

La lógica del capital fue la principal razón para evitar posponer los JJOO, hasta ahora.

Para el Comité Olímpico Internacional, al igual que para todo el negocio del deporte, la suspensión de Tokio 2020 implicaba pérdidas mil millonarias. Sólo en derechos de TV el COI ganó más de 5.000 millones de euros en Río 2016 (La NBC pagó 2.500 millones), lo que implicó el 75 % de sus ingresos en el pasado ciclo olímpico.

¿Cuánto habían pagado por Tokio 2020? -Aún no sabemos.

No podemos dejar atrás al Comité Organizador, es decir Japón. El país asiático destinó (según la agencia AP) más de 20.000 millones de euros para la realización de este evento… No tenían la cura del Coronavirus, lo que no querían era perder la inversión.

Y aún no hemos hablado de los patrocinantes: Coca Cola, Visa, Toyota, Samsung. ¿Estaban dispuestos a perder dinero?

En estos momentos se habla mucho sobre la presión de los atletas, países como Australia y Canadá habían manifestado que no asistirían a los Juegos si se realizaban este año, para forzar la suspensión o el aplazamiento de Tokio 2020.

A cuatro meses de la inauguración quedaban muchos eventos clasificatorios por disputar, atletas por conseguir sus cupos y es imposible para un atleta de alto rendimiento prepararse (en este momento) para Tokio 2020.

Era muy probable que se disputaran eventos sin público y ¿Se imaginan todas la medidas que debía tomar el Comité Organizador para evitar la propagación del virus durante los Juegos?

Con todas estas circunstancias

¿Era posible disputar los Juegos a finales de julio? -No.

¿Por qué el COI tardó tanto en aplazar? -Ellos no tienen el poder de decisión, dependían de otros.

¿La presión de los atletas fue determinante? -Si y No. Si hubiesen pensado, de verdad, en los atletas (Y el público) ya los juegos estuvieran suspendidos desde hace varios días.

¿Quiénes tomaron la decisión? -El Comité Organizador (Japón) estuvo hasta última hora en contra de aplazar, por lo que suponemos que  la verdadera presión la ejercieron las televisoras y los patrocinantes. Entre todos tomaron la decisión.

¿Cuándo se disputarán los Juegos? -Se dio un plazo de un año, se espera que sea en la misma fecha (finales de julio, principios de agosto) del 2021.

Junior Cordero/ VTActual.com

 

Artículos relacionados