Jengibre: la planta medicinal que te hará olvidar los dolores

Muchos son los frutos y plantas que sirven como remedios caseros para las dolencias y el jengibre es uno de ellos. Aunque es nativa del suroriente asiático, India y China, en Venezuela se produce en zonas silvestres como Guayana y el Amazonas.

Su nombre científico es Zingiber officinale, y se trata de una planta medicinal, antiinflamatorio natural, ayuda a combatir enfermedades respiratorias, la artrosis, la diabetes y problemas digestivos

Tiene un sabor picante y aromático que puede ser ingerido a través de infusiones, en licuados, jugos, ensaladas, guisados y postres; ya sea en polvo, fresco, disecado.

Es un producto que se consigue fácilmente, en abastos, mercados y fruterías, también en tiendas naturistas y dietéticas, ya que es recomendado también para bajar de peso. Además es rico en aceites esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos que otorgan muchos beneficios al cuerpo humano.

Beneficios

  1. Disminuye los dolores reumáticos y menstruales.
  2. Es eficaz contra la gripe y los resfriados, al favorecer la expectoración.
  3. Mejora el flujo sanguíneo, por lo que previene las enfermedades cardiovasculares.
  4. Elimina el mareo y el vértigo.
  5. Es un afrodisíaco natural, al estimular la libido.
  6. Es un antidepresivo natural.
  7. Combate el envejecimiento prematuro y reduce los niveles de estrés
  8. Disminuye las migrañas al bloquear los efectos de la prostaglandina.
  9. Previene el cáncer de colon y de ovario.
  10. Facilita la digestión.
  11. Para el mal aliento. Una técnica oriental consiste en utilizar un pequeño trozo de jengibre encurtido con vinagre para quitar el mal aliento y refrescar la boca después de las comidas.
  12. Calorífico. El jengibre puede ayudar a la sudoración y es muy útil en resfriados y gripes.
  13. Antioxidante. El jengibre es rico en antioxidantes, que retrasan el proceso de envejecimiento.
  14. Antiinflamatorio. Sus gingeroles, principales componentes activos del jengibre y responsables de su sabor picante, son aceites volátiles con propiedades antiinflamatorias muy potentes. Personas con artritis reumatoide experimentan alivio en su dolor e hinchazón y mejorías en su movilidad cuando consumen jengibre regularmente.

Preparación medicinal

– Primero coge un poco del tallo de jengibre, lávalo, pélalo y córtalo en rodajas.

– A continuación, pon a hervir un poco de agua y cuando llegue al punto de ebullición añade el jengibre.

– Por último, quítala del fuego y déjala reposar unos minutos. Se puede incorpora a la infusión un poco de canela o limón,  para disimular o reducir un poco el sabor picante del jengibre.

Preparación para la cocina

Combina bien con la salsa de soja, el vinagre, el limón, el sésamo (ajonjolí), el aceite, y el miso para elaborar salsas, vinagretas y condimentos. Añadido solo enriquece cualquier alimento de sabor no muy fuerte o dulce, como el pescado, el arroz, las verduras o las frutas.

La otra opción, muy utilizada por la cocina oriental y la natural, es la de rallarlo, exprimir la pulpa obtenida y añadir ese zumo al final de la cocción, justo antes de comérselo. Se recomienda media cucharadita de zumo por persona.

El rizoma fresco debe adquirirse terso, sin arrugas. Los rizomas se pueden congelar, pelados y en trozos o rallados. En la nevera, se mantienen frescos hasta un par de meses.

El jengibre en polvo conviene comprarlo en pequeñas cantidades para que conserve su aroma y frescor. Debe guardarse en un lugar oscuro, fresco y seco.

Si deseas cultuvar jengibre en casa, VTactual te enseña cómo hacerlo

Narkys Blanco


Artículos relacionados