Salvini la emprendió contra una capitana que rescata migrantes

Salvini la emprendió contra una capitana que rescata migrantes / Foto: Cortesía

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, se congratuló tras el arresto de la capitana del barco de la ONG alemana Sea Watch, Carola Rackete, la incautación de su navío y la reubicación de los migrantes que iban a bordo, luego de mostrar la imagen de la mujer de 31 años, detenida y conducida por la policía de fronteras al cuartel de la isla Lampedusa.

Cansada de promesas sobre una rápida solución para los 40 migrantes a bordo –entre ellos varias mujeres y dos menores no acompañados-  después de 17 días desde que les rescató en un bote frente a Libia y durante los que Italia negaba el desembarque, la capitana puso rumbo a puerto y, a pesar de las órdenes de detenerse, no lo hizo.

Salvini la emprendió contra una capitana que rescata migrantes
La alemana Carola Rackete le plantó resistencia a la intransigente política italiana contra los migrantes / Foto: Cortesía

Investigación abierta

«Me están investigando y, mientras tanto, me dicen que no nos ayudarán a que desembarquen los náufragos. Esto quiere decir que estamos esperando una solución que no llega. Por eso, hemos decidido entrar en el puerto que ahora está libre», explicó la capitana en un vídeo en Twitter antes de entrar en Lampedusa.

Rackete atracó el barco hacia las 01.50 hora local (23.50 GMT) en el muelle comercial de Lampedusa de forma sorpresiva y durante la operación chocó incluso contra una patrullera de la Guardia de Finanza. Un episodio que podrá ser un agravante en el futuro juicio.

Poco después bajaba del barco escoltada por la agentes tras haberle notificado su detención bajo la acusación de violación del código de navegación sobre resistencia o violencia contra nave de guerra, delito que conlleva pena de hasta 10 años de cárcel.

Multas exorbitantes

Uno de los abogados de la capitana alemana, Leonardo Marino, confirmó a agencias que tras pasar la noche en la comisaría el juez concedió el arresto domiciliario hasta que se convalide la acusación. Ello se une a la incautación del barco y una multa de entre 20 mil y 50 mil euros, según informaron fuentes del Ministerio de Interior italiano.

Se supo que los migrantes serán repartidos entre Francia, Finlandia, Luxemburgo, Portugal y Alemania, anunció Salvini, quien amenazó con multas, incautaciones y arrestos a los barcos de la ONG española Open Arms y de la ONG alemana Sea-Eye, que se dirigen al Mediterráneo Central.

FF

Artículos relacionados