Tensión en el Mediterráneo por cruce de acusaciones entre Italia y Malta

Por comportamiento “incalificable”, Italia a pedido a la Unión Europea la aplicación de sanciones contra Malta, nación insular del Mediterráneo que rechazó abrir sus puertos a un barco de la Guardia Costera italiana que espera atracar desde el pasado jueves con 177 migrantes a bordo.

La situación entre los dos países surgió luego de que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, afirmó que tendría que ser Malta quien se ocupase de los migrantes que están a bordo del barco “Diciotti”.

Al respecto, el ministro del Interior de Malta, Michael Farrugia, reiteró este domingo en Twitter la negativa de su país de hacerse cargo del barco.

«La única solución es que el barco desembarque en Lampedusa o en otro puerto italiano. Si Italia quiere tratar esta interceptación como un salvamento pues Lampedusa es el lugar más cercano según las convenciones», escribió el funcionario maltés en Twitter.

Se trata de un nuevo impasse entre Malta e Italia, luego de que en días pasados se produjera una situación similar con el barco “Aquarius”, de la ONG Médicos Sin Fronteras que, tras cinco días en el Mediterráneo, pudo atracar en un puerto del país insular con 141 migrantes a bordo.

Se niega Italia ahora a permitir atracar en sus puertos al barco de su Guardia Costera, que actualmente se encuentra a pocas millas de la isla de Lampedusa, bajo soberanía italiana.

MFD

Lea más:

Nuevo desembarco de inmigrantes en España

 

Artículos relacionados