Irlanda del Norte, otro obstáculo para el Brexit

Irlanda del Norte, otro obstáculo para el Brexit

El Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP, por su sigla en inglés) del que depende la primera ministra británica, Theresa May, ha retirado su apoyo en varias votaciones parlamentarias sobre el acuerdo técnico alcanzado recientemente con Bruselas, pues aseguran que el proyecto atenta contra la unidad del Reino Unido.

Desde que May diera a conocer los detalles del acuerdo la semana pasada, varios diputados del partido conservador han intentado reunir votos para impulsar una moción de censura en contra de la Primera Ministra quien ya enfrentó la dimisión de una parte importante de su Gabinete.

Para el portavoz del DUP, Sammy Wilson, el acuerdo del Brexit viola la garantía fundamental de que Irlanda del Norte no disponga de un régimen diferente al resto de Reino Unido. Por esta razón decidieron mostrar su descontento absteniéndose en el voto de tres enmiendas sobre el proyecto de Ley de Finanzas.

La decisión del Partido Unionista Democrático de no respaldar al Gobierno minoritario de May es un mal augurio para el acuerdo sobre el Brexit.

El tema principal que enfrenta al gobierno con los unionistas es el llamado ‘backstop’, una solución que prevé, por una parte, que Reino Unido se mantenga en una unión aduanera con la Unión Europea y, por otra, un mayor alineamiento reglamentario para Irlanda del Norte si no se llega a un acuerdo sobre la futura relación entre Bruselas y Londres.

A dos años del histórico referéndum en el cual se decidió el Brexit, con un 52 por ciento de votos a favor frente a 48% en contra, aún no está claro en qué términos se producirá la salida de Reino Unido o incluso si se llevará a cabo tal como está previsto, el 29 de marzo de 2019.

ARG

May se aferra al acuerdo a pesar de la tormenta del Brexit

Artículos relacionados