Irán se rebela

Irán se revela

Hasán Rouhani fue tajante. El actual presidente de Irán aseguró este lunes que su país no cederá ante las presiones de EEUU y seguirá exportando petróleo, un anuncio que ha sido bien recibido en el mundo, sobre todo por Japón y Corea del Sur que esperan reanudar las importaciones de crudo desde la nación persa en enero.

«No han conseguido detener nuestras exportaciones de petróleo. Seguiremos exportándolo… Sus políticas regionales han fracasado y culpan a Irán por el fracaso desde Afganistán a Yemen y Siria», expresó Rouhani.

Para el Jefe de Estado iraní, las sanciones impuestas por el inquilino de la Casa Blanca #DonaldTrump forman parte de una guerra psicológica que se ha puesto en marcha contra la República Islámica. Considera que Washington carece del apoyo internacional necesario para ejecutar las medidas.

La inesperada reanudación de las importaciones de crudo iraní ha contribuido a un alza de los precios del petróleo en Oriente Próximo.

Recientemente, EEUU concedió exenciones temporales a ocho importantes compradores de petróleo iraní como lo son China, India, Grecia, Italia, Taiwán, Japón, Turquía y Corea del Sur; quienes durante 180 días podrán adquirir la producción de petróleo ofertada por Teherán.

Por su parte varios países de la Unión Europea, como Alemania y Francia, buscan estrategias para sortear el bloqueo estadounidense y continuar comprando crudo iraní.

ARG

Irán sin doblegarse ante la bota imperial de EEUU

Artículos relacionados