Irán se blinda contra la traición y el espionaje

El gobierno de la República Islámica de Irán desmanteló una red de espionaje que desde su territorio mantenía contacto con la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), dedicada a la transferencia de información clasificada de la nación persa.

Un total de 17 espías capturados estaban vinculados con áreas vitales para el gobierno iraní, por lo que siguiendo el ordenamiento legal de ese país, muchos de ellos fueron sentenciados a muerte.

«Los espías identificados estaban empleados en centros delicados y vitales del sector privado en las áreas económica, nuclear, de infraestructura, militar y cibernética… Donde recolectaban información clasificada», revela un documento del Ministerio de Inteligencia.

Espías al descubierto

El gobierno iraní divulgó algunas fotografías de los presuntos espías detenidos, de quienes se ha revelado que fueron capturados en marzo pasado, pero se hicieron públicas hasta ahora que se tiene toda la red identificada.

Otros materiales divulgados por el gobierno persa, muestran a presuntos agentes de la CIA reclutando a un iraní en Emiratos Árabes Unidos. Hasta el momento Washington no ha emitido ninguna opinión al respecto.

RB

Artículos relacionados