Imputan al primer religioso católico australiano por presunta pederastia

El cardenal George Pell, responsable de las finanzas del Vaticano, será el primer miembro de la iglesia católica australiana en ser imputado por presuntos delitos de pederastia.

El próximo 18 de julio el cardenal australiano deberá defenderse ante la Corte de Magistrados de Melbourne (Australia) por las acusaciones sobre abuso sexual a menores de edad entre los años 1976 a 1980 durante el tiempo que ejerció como sacerdote y educador en la ciudad de Ballarat.

En información publicada por EFE, Pell de 76 años es considerado el tercero «al mando» en el Vaticano después del Papa y el secretario de Estado. El prelado ha sido señalado en varias ocasiones de abusos a menores de edad.

Pese a las acusaciones que comenzaron en 2002 cuando un hombre aseguró haber sido abusado por Pell en Sidney durante 1961, este se ha manifestado en diversas ocasiones contra el abuso sexual a menores de edad reconociendo que en la década de 1980 hubo encubrimientos sobre pederastia para proteger la integridad de la iglesia católica.

Las acusaciones de abuso sexual a niños por parte de sacerdotes han sido reiteradas en los últimos años.

El Papa Francisco reconoció en 2014 en una entrevista al diario La República de Italia al abuso sexual como «una lepra en nuestra casa» a la que están vinculados por lo menos 2% de los sacerdotes católicos.

Con información de Agencias

¿Institución religiosa y de paz?: el Vaticano y sus vinculaciones políticas

En claves: Cómo el Vaticano utiliza tecnología espacial para digitalizar libros históricos

Artículos relacionados