#Impropios Julia Keleher y su nefasto legado para la educación de Puerto Rico

La exsecretaria de Educación de Ricardo Roselló, Julia Keleher, volvió a las portadas de los diarios este 2020. Cinco nuevas acusaciones de corrupción en su contra, que se suman a las siete que ya pesaban sobre sus hombros desde julio de 2019, son apenas una parte del prontuario de esta exfuncionaria pública que utilizó su cargo -como muchos otros en Puerto Rico- para obtener privilegios en detrimento del bienestar de la población.

Miles de comunidades afectadas por el cierre de más de 280 escuelas y una reforma a la Ley de Educación que fue vetada por los gremios porque promovía la privatización del sector, forman parte del legado de esta dama que entre otras cosas está acusada de cambiar el terreno de una escuela por un lujoso apartamento en una acomodada zona de la isla.

Mientras es investigada por este delito, Keleher enfrenta un juicio -que podría efectuarse en mayo de este año- por estar ligada a una trama de conspiración, robo, fraude electrónico y lavado de dinero junto a la directora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud, Ángela Ávila y el consultor de la firma BDO, Alberto Veláquez Piñol.

Por este caso, se investigaron alrededor de 51 personas -que se desempeñaban como directores regionales, de programas, coordinadores, maestros y líderes de maestros- quienes acordaron maximizar la facturación de la empresa Rocket Learning para cobrar por servicios que no fueron prestados. De acuerdo con la fiscalía, los involucrados -entre ellos Keleher- habrían recibido bonos basados en la cantidad total del dinero facturado fraudulentamente por la empresa.

La trama de corrupción que arropa a Keleher fue uno de los detonantes que ocasionó la salida del exgobernador de Puerto Rico, Ricky Roselló, en 2019.

Indagaciones hechas por las autoridades revelaron que el hermano del defenestrado gobernador, Jay Roselló, aparentemente habría acordado con la gestión de Keleher contratos por el orden de los 155 mil dólares -en apenas seis meses-  para beneficiar al bufete en donde se encontraba trabajando.

Jay Roselló sería también el responsable del impulso de las llamadas escuelas charter, un modelo educativo en el que las instituciones no tienen que cumplir con los reglamentos exigidos por las agencias públicas, porque la administración recae en manos de la empresa privada.

Además, estas escuelas -incluidas dentro de los supuestos logros de la administración de Keleher- ponen en riesgo la educación de los niños pues el personal que imparte clases no tiene que estar altamente cualificado y por esa misma razón es subpagado.

Toda una victoria para una cobarde Keleher que ruega ser juzgada en territorio estadounidense donde seguramente encontrará una forma de evadir la justicia.

Andreína Ramos Ginés/ VTActual.com

Puertorriqueños retoman las calles para exigir la renuncia de la Gobernadora

Artículos relacionados