#Impropios Barack Obama: el precursor del bloqueo contra Venezuela

El expresidente Barack Obama, quien durante su campaña electoral se vendió como una solución a todos los problemas que enfrentaban los migrantes en EE. UU., se convirtió al final en un verdugo de aquellos a quienes prometió proteger, preparando el terreno para que Latinoamérica volviera a ser el patio trasero de su nación.

Aplicando duras políticas en contra de las minorías y siguiendo la línea guerrerista heredada de George W. Bush, Obama impuso el reino de terror en África con el derrocamiento y asesinato de Muamar el Gadafi y el saqueo de un país que -antes de la intervención militar liderada por EE. UU.- era uno de los más prósperos de la región.

Obama también se erigió como un puente para el resurgimiento de los gobiernos de ultraderecha y el ataque a las gestiones progresistas, que habían conquistado grandes avances en materia de derechos humanos en la región latinoamericana.

Con la imposición de la Orden Ejecutiva 13.692 que declaró a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para EE. UU., Obama asestó un certero golpe que sentó las bases para la debacle social y económica del país caribeño, que se ha recrudecido con el embargo decretado por #DonaldTrump el pasado 5 de agosto.

El político de amplia sonrisa, ganador de un infame premio Nobel de la Paz (a pesar de haber promovido varias guerras durante su mandato), también cuenta en su prontuario con la deportación de más de dos millones de migrantes y la promoción de la islamofobia que se ha cobrado millones de vidas alrededor del mundo.

ARG

Artículos relacionados