Se destapa polémica por implantes mamarios

La compañía Allergan, fabricante y distribuidor mundial de bótox,  ha anunciado que va a comenzar a retirar de manera voluntaria los implantes mamarios de marca BIOCELL.

Los implantes texturizados que estuvieron en venta en todo el mundo, así como los expansores de tejido, serán retirados debido a su vinculación con un raro tipo de cáncer que se ha cobrado la vida de al menos 33 pacientes al rededor del mundo.

Esta compañía farmacéutica tiene sedes en varios países de Latinoamérica: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela.

En Estados Unidos estos implantes no tuvieron mucho éxito, pero  representan menos del 5 % vendidos en el país. En Europa sí tuvieron mayor éxito en países como Francia, y en Canadá y Australia alcanzaron el 80% del mercado.

En dichos países ya se comenzó el retiro del producto dañino o al menos lo han solicitado.

XC

Artículos relacionados