Otra mancha para la imagen de la Iglesia

En medio de la incontenible ola de denuncias contra miembros de la Iglesia por abusos sexuales, este miércoles  el cardenal francés Philippe Barbarin, fue condenado a seis meses de cárcel por haber encubierto por actos de violación a niños, cometidos por un cura de su diócesis.

Se pudo conocer que el cardenal de 68 años, no estuvo presente en la audiencia para escuchar el veredicto final emitido por la presidenta del tribunal correccional de Lyon, quien lo declaró culpable por «no haber denunciado malos tratos» contra un menor cometidos entre los años 2014 y 2015.

Philippe Barbarin, también ha sido condenado por mantener en silencio diversos actos de abuso sexual contra jóvenes entre 1986 y 1991 por el sacerdote Bernard Preynat, a quien mantuvo activo en su cargo hasta el 2015, pese al estar al tanto de estas irregularidades.

Otra denuncia contra el número 3 del Vaticano

Este lunes, un hombre hizo formalmente una denuncia contra cardenal australiano George Pell, el número 3 del Vaticano, por presuntamente ser víctima de abusos sexuales durante la década de los 70, cuando se encontraba en custodia del Hogar para Niños de St Joseph, en la ciudad de Ballarat, 

«Me hizo falta mucho valor e introspección para estar preparado para contar mi historia, acusando a uno de los mayores cargos católicos del mundo de graves delitos y finalmente me resigné a comparecer en el tribunal”, dijo el hombre en un comunicado difundido a través de su abogado.

YR

Artículos relacionados