Contraataque de Huawei promete romper con hegemonía tecnológica

(FILES) This filephoto dated on October 8, 2012 shows staff and visitors walk pass the lobby at the telecommunications equipment firm Huawei Technologies in Wuhan, central China’s Hubei province. US security fears over two China telecom firms have spotlighted Western suspicions Chinese companies are state-influenced, a culture clash analysts say could loom larger as the country’s businesses look overseas. CHINA OUT AFP PHOTO (Photo credit should read STR/AFP/Getty Images)

La promesa china de tomar represalias contra las sanciones que EEUU aplicó contra la tecnológica Huawei, está a punto de cumplirse. Luego de la incorporación de la empresa en una “lista negra” que impide la compra y venta de productos con Huawei, por parte de empresas norteamericanas, Pekín prepara un as bajo la manga y está próxima a anunciar su propia lista negra contra empresas estadounidenses.

Según el periódico estatal chino, Global Times, se prepara una lista de “entidades no confiables” que incluyen personas, empresas y organizaciones que toman «medidas discriminatorias por razones no comerciales», y serán acusadas de “poner en peligro” la capacidad de hacer negocios a empresas chinas, con lo que afectan a la economía del país, los consumidores y los servicios que prestan.

El vocero del Ministerio de Comercio, Gao Feng, dijo que las entidades que incluirán en la lista «violaron las reglas del mercado y el espíritu de los contratos», lo que se interpreta como un trato discriminatorio contra compañías chinas y sus intereses.

Rompiendo las reglas del libre mercado

Las sanciones contra Huawei revelaron la doble moral con la que actúa el país que más defiende las políticas de libre mercado, Estados Unidos, cuando se trata de proteger sus intereses. Pero el asunto va más allá, porque la excusa ofrecida por el presidente norteamericano para tomar esta medida contra la empresa china, es la “seguridad de la nación”.

El portavoz del Ministerio de Comercio, Gao Feng, acusó a EEUU de proteccionismo comercial, medida que normalmente es cuestionada en el país norteamericano.

En tal sentido, Gao Feng, vocero del Ministerio de Comercio, rechazó las acusaciones de espionaje a través de dispositivos Huawei, tal como hizo la compañía tras las acusaciones estadounidenses que exigían acceso a los códigos fuente de la tecnológica asiática. Feng refirió que «siempre ha enfatizado que no se debe abusar del concepto de seguridad nacional. No se debe utilizar como una herramienta para impulsar el proteccionismo comercial«, enunciado muchas veces esgrimidos por defensores estadounidenses del libre mercado.

RB

Artículos relacionados