Espionaje sexual explota escándalo en Corea del Sur

Multitudinarias protestas se registraron recientemente en Corea del Sur, tras la difusión de contenido sexual que había sido grabado en aproximadamente  42 habitaciones de 30 hoteles en 10 ciudades diferentes, recopilado de al menos 1.600 huéspedes, sin su consentimiento.

Los films fueron grabados a través de diminutas cámaras espías, instaladas en los televisores, enchufes, soportes de secadores y otros accesorios, dentro de las habitaciones de los hoteles.

De acuerdo, con información suministrada por la policía surcoreana al menos 4 personas fueron arrestadas, por su presunta vinculación con la organización, que cuenta aproximadamente con 4.000 miembros. Un total de 800 videos con contenido sexual de este tipo fueron difundidos en internet.

 «La agencia de Policía trata de manera muy estricta a los delincuentes que publican y comparten videos ilegales que dañan gravemente la dignidad humana», declaró un portavoz de la Policía de Seúl, reseñó un medio local.

En un mundo donde impera el machismo, la mayoría de las movilizaciones han sido estado encabezadas principalmente por mujeres, quienes sienten que su privacidad está siendo vulnerada, por lo que rechazan estas acciones.

Es importante precisar que aunque estos actos claramente violan la intimidad de hombres y mujeres por igual, los señalamientos de la sociedad agravan aún más la integridad de las féminas, en comparación a las repercusiones que este tipo de hechos puede generar en los caballeros.  

Aunque se desconoce el alcance de este tipo de espionaje, los cuerpos de investigaciones policiales estiman que entre el 2013 y el 2017, se han registrado más de 6.000 casos.

YR

Artículos relacionados