Hiperinflación: el arma letal de la derecha

Pasqualina Curcio, escritora, economista y especialista en políticas públicas, asegura en su más reciente artículo que el ataque a la moneda de los países objetivo de EEUU es un arma que ha sido utilizada muchas veces a lo largo de la historia.

Revela que en Latinoamérica, Nicaragua, Argentina y actualmente Venezuela han sido víctimas de esta estrategia que busca doblegar voluntades a través del poder adquisitivo. Otros países como Yemen, Irán y Turquía, también son atacados con esta maniobra.

Señala Curcio que el uso de la hiperinflación inducida, como arma de destrucción masiva, busca depreciar las monedas, encarecer todos los bienes importados, modificar las estructuras de costos y con ellas los precios de todos los bienes y servicios de la economía.

La hiperinflación es una estrategia muy eficiente para derrocar gobiernos y doblegar a los pueblos.

De acuerdo con Curcio, esta táctica termina pulverizando el salario de los trabajadores, contrae la producción, genera déficits fiscales, estimula el acaparamiento e incentiva el contrabando de extracción, además de que afecta psicológicamente al pueblo

El objetivo casi siempre es derrocar gobiernos y dolarizar, las economías para tener el control total de los países y sus recursos. El detalle de esta operación imperial, aparece descrito en el más reciente libro de esta intelectual denominado: Hiperinflación. Arma imperial.

ARG

Las salidas para el laberinto de la hiperinflación en Venezuela

Artículos relacionados