Héctor Rodríguez, una mano extendida al adversario

Una vez más la derecha venezolana plantea un escenario de violencia para lograr lo que con votos no puede: el poder político en el país suramericano, la reserva de petróleo más grande del mundo.

Para evitar la reedición de acciones terroristas por parte de quienes pudieran creer en el discurso de este sector, el gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez, ofreció su mano a todos los venezolanos, en especial a quienes participaron en la convocatoria opositora de este miércoles, para trabajar juntos por el país.

«No permitamos que desde afuera nos llenen de odio, defendamos el derecho de nuestros hijos a vivir en paz», dijo desde uno de los puntos de la movilización chavista en conmemoración a la gesta del 23 de enero.

«Es muy fácil criticar desde un teclado y mandar desde el exterior a que los venezolanos se odien y se maten. Mi mensaje es en contra del odio y la violencia, mi mensaje es también para la otra movilización donde hay gente buena que ama este país… Para que nos demos la mano y sacar adelante este país», reiteró.

Rodríguez rechazó la xenofobia contra los venezolanos en Ecuador, «quiero decirle al pueblo ecuatoriano que nosotros los sentimos como nuestros hermanos (…) defendemos el proyecto latinoamericano de Bolívar, por eso no habrá tuit ni frase ni odio que pueda con nosotros», dijo.

JS

Artículos relacionados