#VTenLaCocina: Habichuelas con dulce, el punto de honor entre dominicanos y franceses

Hablar de habichuelas dulces en República Dominicana, es como referirse al merengue dominicano, no hay punto de comparación. Es un plato típico que data de hace 200 años aproximadamente, y que, aunque es exclusivo de ese país contiene ingredientes de otros países del mundo. 

Se consigue en cualquier día del año en restaurantes y comercios, pero es durante los días de Semana Santa cuando mayormente se consume entre los pobladores, porque las dominicanas de vieja data lo preparan religiosamente. 

Desde que inicia la cuaresma es tradición en las familias hacer habichuelas con dulce, si la prepara la abuela mucho mejor porque es la excusa perfecta para sentarse en las terrazas de las casas y degustar el platillo. 

Preparación del postre dominicano

Las costumbres dominicanas, al igual que otras costumbres del mundo, se crearon en base a patrones culturales que dejó el mestizaje de blanco, negros y mulatos. El caso de las habichuelas con dulce es muestra de ello, ya que su origen se relaciona con la presencia de colonias francesas en la isla de Santo Domingo durante 1798, quienes introdujeron la costumbre de comer legumbres o frijoles en al isla.

La receta inicial nace tras la desgracia familiar de un francés de nombre Francois Delalande, que tras ser perseguido por un mulato que quería desposar a su hija llega a Santo Domingo y es albergado por una familia española. 

Tras llegar a la colonia española, el francés probó frutos, legumbres y una crema de zanahoria y frijolillos producidos por los españoles, ese plato le llamó la atención especialmente unos frijolillos porque eran finos y azucarados como se comían en Francia.

La amistad entre la familia española y la francesa hizo un proceso de fusión y síntesis culinaria, que después de la Independencia de 1844, los frijoles franceses empezaron a sembrarse en las tierras dominicanas y la gente consumían frijoles franceses o criollos, azucarados o salados. 

Cuatro días antes de la cuaresma, el plato comenzó a verse comercializado en las calles humildes de los pequeños pueblos, por eso se conoce como un plato típico de Semana Santa. 

La presentación es variada

Ingredientes

 2 libras de habichuelas rojas previamente hervidas

1 lata de leche de coco (opcional)

2 cucharaditas de sal

1½ tazas de azúcar

2½ tazas de leche evaporada

1 cucharadita de vainilla, opcional

2 libras de batata pelada y cortada en trocitos

2 ó 3 astillas de canela

8 clavos dulces

8 granos de malagueta (opcional)

1 taza de pasas

1 paquete de galletas de leche o cazabe en trocitos (recomendado)

Preparación

  • Ablandar las habichuelas (1 hora de cocción con la mitad de las especias), deje enfriar. Si las prefiere sin los granos licúelas y páselas por un cedazo o colador, apretando bien para sacar toda la crema.
  • En otro envase hervir la batata con una taza de leche, una pizca de sal y el resto de las especias, hasta que esté bien tierna.
  • Unir la crema de habichuela, la leche restante, la leche de coco, la batata y la sal en una cacerola de buen tamaño y deje a fuego lento, removiendo de cuando en vez, hasta que comience a hervir.
  • Bajar el fuego y se le agrega el azúcar y las pasas. Se remueve bien y se lleva al fuego de nuevo durante 5 minutos, pasados los cuales se quita del fuego.
  • Servir con galletas de leche .

Narkys Blanco/VTactual.com

Sopa de verduras: un «quemagrasa» ideal para los excesos de diciembre

Artículos relacionados