Guerra comercial entre China y EEUU tendría efectos globales

China respondió ante los nuevos aranceles que Estados Unidos (EE. UU) aplicó a sus productos y anunció su intención de gravar la mercancía agrícola y el acero norteamericano, lo que pudiese ser el inicio de una guerra comercial entre las dos economías más grandes del planeta.

El viceministro de Comercio chino, Wang Shouwen, advirtió que las consecuencias de esta colisión comercial pueden exceder con mucho el marco de las relaciones bilaterales entre ambos países y causar «un serio daño al sistema de comercio multilateral» internacional.

El primer paquete provisional que preparan las autoridades chinas incluye 128 productos, cuyas importaciones están valoradas en 3.000 millones de dólares, una cifra similar a los daños que provocarán los aranceles que la administración Trump ha impuesto al acero y al aluminio chinos.

“China no quiere una guerra comercial, pero tampoco la teme. Esperamos que Estados Unidos retroceda antes de que sea demasiado tarde”, expresó el gobierno chino en un comunicado.

Si bien la acción de Trump es el mayor acto proteccionista de su mandato, los expertos coinciden en que por sí sola no hará tambalear la economía china ni tampoco logrará reducir el abultado déficit comercial de Estados Unidos frente al gigante asiático, situado en 375.000 millones de dólares.

ER

Artículos relacionados