La solución a la guerra comercial con EE.UU. la pone China

La guerra comercial entre China y Estados Unidos sigue causando bajas en la convulsionada economía mundial. Los continuos fracasos de las negociaciones entre ambos países han conducido a una situación en la que las posibilidades de maniobra se han reducido. 

En tal dirección se ha conducido la propuesta del gigante asiático que hizo un llamado a la calma en el marco de la cumbre G7. El viceprimer ministro Liu He envió un mensaje a Washington sobre la urgencia de resolver la disputa a través de negociaciones «tranquilas». Sin embargo,  el mensaje de Pekín tiene otro as bajo la manga, pues se prepara a devolver la moneda de los aranceles a productos estadounidenses.

El ministro de exteriores chino, Geng Shuang, dijo que «si EEUU se anima a dar este paso (sostener o aumentar aranceles), China continuará tomando medidas necesarias para garantizar sus derechos e intereses… Las amenazas y la intimidación no tendrán resultados».

Washington responde

El presidente de EEUU #DonaldTrump, reaccionó positivamente a la solicitud de Pekín de volver a la mesa de negociaciones y ordenó a su equipo sumarse a la petición. «China llamó a nuestro equipo de comercio y dijo ‘Volvamos a la mesa’, así que volveremos a la mesa y creo que quieren hacer algo», dijo.

Washington celebró la nueva llamada a las negociaciones por parte de Pekín y reconoció el liderazgo del presidente asiático Xi Jinping. «Quieren calma, eso es una gran cosa, francamente. Esa es una de las razones por las que es un gran líder, el presidente Xi, y una de las razones por las que China es un gran país«, dijo Trump.

RB

Artículos relacionados