Fotos de Guaidó con “paracos” son la punta del iceberg

Lo que ha salido es una uñita”, dijo el político venezolano Diosdado Cabello al referirse a las fotografías que salieron a la luz pública que mostraban al diputado opositor Juan Guaidó, junto a peligrosos paramilitares colombianos. El gobierno de Caracas y la inteligencia de ese país, parece manejar más datos que vinculan a la dirigencia opositora extremista con elementos del narcotráfico y el paramilitarismo colombiano, para acometer acciones violentas contra el gobierno de Nicolás Maduro y sus funcionarios.

Cabello, quien preside la Asamblea Nacional Constituyente, señaló que próximamente el gobierno mostrará nuevas pruebas de la “alianza golpista” que tienen sectores de la oposición que dirige Juan Guaidó, con narcopalamiritares colombianos. “Lo que viene es grande, esta semana se pone buena con información de ese tipo”, refirió el también vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El discurso opositor ha intentado desviar la atención sobre las reveladoras fotografías de Juan Guaidó con peligrosos narcoparamilitares.

En su programa televisivo “Con el Mazo Dando”, el dirigente chavista refirió que el encuentro de Guaidó con los miembros de la banda paramilitar “Los Rastrojos”, era del conocimiento del presidente de Colombia Iván Duque y de su mentor político Álvaro Uribe Vélez. La fiscalía venezolana inició averiguaciones penales contra el dirigente opositor Juan Guaidó por sus fotografías junto a paramilitares colombianos.

Bajo la alfombra

Diosdado Cabello criticó la actitud de la oposición venezolana de no asumir nunca sus responsabilidades luego de los errores cometidos. “Parecen unos gatos, hacen sus desastres y les echan tierrita; hay que recordarle siempre a la derecha venezolana no solamente sus errores sino también sus delitos, su vagabundería, sus vínculos”, refirió el político.

Diosdado Cabello anunció que pronto se conocerán más vínculos de la oposición con sectores criminales de Colombia para atacar a Venezuela.

También recordó que es precisamente en Colombia donde personas vinculadas a Juan Guaidó cometieron delitos contra el propio Estado neogranadino y otros gobiernos que aportaron la llamada “ayuda humanitaria”, la cual gastaron en lujos privados y no fueron destinadas a sus fines primarios. “Juanito Alimaña…  (apodo con el que bautizó Cabello a Juan Guaidó) va robando, la última prueba de su robo está en Colombia, país que se ha prestado para atacar a Venezuela”.

RB

Artículos relacionados