Guaidó ve cómo sus pretensiones se meten en un congelador

Otra vez se le quedó fría la calle al dirigente opositor Juan Guaidó. Luego del fallido golpe de Estado que encabezó el pasado 30 de abril, el autoproclamado presidente encargado convocó a llenar las calles de las principales ciudades de Venezuela para “echar a Maduro de Miraflores”. Pero la base opositora ya no confía en el liderazgo de un hombre sobre el que cuelgan muchos hilos visibles en su cabeza y que se mueven desde el exterior.

El respaldo mayoritario de Guaidó, permanece justo donde nació: en los medios de comunicación. Poco más de 50 gobiernos, del total de 192 que hacen vida en Naciones Unidas, reconocen la figura del opositor como presidente encargado, pero algunos comienzan a hacerse preguntas que ya resultan muy incómodas para sostener al diputado inhabilitado.

La movilización del primero de mayo fue tan pobre como vaticinaron funcionarios del gobierno legítimo. Nótese que los convocados no llenaron ni una cuadra.

Algunas de estas reflexiones ya aparecen en los medios que otrora le fueron complacientes. Tal es el caso de la agencia Reuters, que califica como “punto muerto político”, los intentos de Guaidó por tumbar a Nicolás Maduro. A casi cuatro meses de su autoproclamación como presidente, no ha logrado más que centimetraje en los medios y manifestaciones cada vez menos multitudinarias.

Para este jueves, el dirigente opositor convocó a un paro nacional al que pocos atendieron. Las calles de varias ciudades de Venezuela lucieron su movimiento habitual en cuanto a actividades escolares y laborales. Guaidó ha buscado sin éxito el apoyo de la Fuerza Armada y los empleados públicos, y esto ya comienza a escandalizar a quienes le apoyaron jugando “posición adelantada”.

Tratando de recular

El dirigente del partido español Unidas Podemos, Pablo Iglesias, divulgó a través de medios de comunicación que el Gobierno español le confesó en privado el error cometido en reconocer al diputado Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Pablo Iglesias condenó el intento de golpe de Estado contra Nicolás Maduro.

Iglesias destacó que el lamento vino directo del Ministerio de Relaciones Exteriores del reino de España. Sin citar al vocero, el político refirió que «efectivamente era un error reconocer a un presidente que no quiere convocar elecciones libres«, en referencia a que el opositor no haya llegado al poder tras un proceso electoral.

Semanas atrás, el canciller español, Josep Borrell, aseguró que detrás de todo este conflicto en Venezuela, “está la mano de Estados Unidos”. Ante un reconocimiento precipitado, Borrell reconoció estar seguro de que “EE.UU. no se esperaba una situación como esta, que después de varios meses el señor Maduro sigue teniendo el control del país».

RB

Artículos relacionados