El Grupo de Lima se inclina hacia intervención

Con el objetivo de afinar estrategias para torpedear la toma de posesión del nuevo periodo presidencial de Nicolás Maduro, el cual se llevará a cabo el próximo 10 de enero, este viernes, el Grupo de Lima, sostuvo un encuentro que concluyó con un llamado al jefe de Estado venezolano, para que este último renuncie a los resultados electorales y se aparte de su cargo.

“Se insta a Nicolás Maduro a no asumir la presidencia, que respete las atribuciones de la Asamblea y transfiera provisionalmente el poder hasta que se realicen nuevas elecciones”, indicó el canciller de Perú, Néstor Popolizio.

Durante el encuentro que se desarrolló en la ciudad de Lima, capital peruana, participaron 14 representantes de países cuyos gobiernos responden a intereses norteamericanos, por lo que han fijado una postura marcada por el rechazo a la Revolución Bolivariana, desde sus comienzos.

Con la excusa de abordar la situación política y social de Venezuela, los miembros del Grupo de Lima, están asumiendo atribuciones intervencionistas, que claramente violan el derecho internacional, así lo ha manifestado el gobierno venezolano, en diversas oportunidades.

Recientemente, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo sostuvo un encuentro con varios actores políticos del continente suramericano, entre ellos el presidente de Colombia, Iván Duque, donde abordaron la situación de Venezuela, con el objetivo de fijar una ruta de acciones que emprenderán luego de la toma posesión de Nicolás Maduro. 

YR

Artículos relacionados