Grupo de Lima rechaza uso de la fuerza en Venezuela

El autodenominado Grupo de Lima, se reunió este lunes para tratar la situación tensa en Venezuela. La asamblea culminó este martes en Otawa, Canadá, con el firme propósito de descartar la opción militar «para forzar la salida de Nicolás Maduro de la Presidencia de Venezuela«.

Lo que sí aprobaron fue una petición a otros países para que aumenten la presión económica sobre el Gobierno venezolano, reiterando que siguen “su apoyo a un proceso de transición pacífica a través de medios políticos y diplomáticos sin el uso de fuerza”.

A la salida de dicha reunión, la cual duró aproximadamente seis horas, el Grupo de Lima, donde no participó ningún representante de México; decidió que a partir de su próxima reunión que se celebrara en Colombia, se integrará un representante de Venezuela, nombrado por el gobierno ilegal del autoproclamado Juan Gauidó.

Para tal representación, el autoproclamado designó al prófugo de la justicia veneolana, Julio Borges, quien está implicado en el atentado frustrado contra la vida del presidente Nicolás Maduro.

El ministro de Asuntos Exteriores de Perú, Néstor Popolizio, declaró en una rueda de prensa que se realizó a la salida de la asamblea “Todos nosotros apoyamos un proceso de transición pacífico hacia la democracia. Eso es lo fundamental y evidentemente no vemos con buenos ojos el uso de la fuerza”, concluyó.

XC

Artículos relacionados