¡Groenlandia no se vende!

Las declaraciones de #DonaldTrump sobre la posibilidad de comprar Groenlandia, generaron la burla de políticos daneses, sugiriendo que un comentario de tal magnitud, demuestra su desequilibrio mental.

Luego que el huésped de la Casa Blanca expresara su deseo de comprar la región autónoma de Groenlandia, varios políticos de nacionalidad danesa, a cuyo país pertenece la enorme isla, califican la propuesta de «loca» e «improbable«.

Otros representantes políticos del país escandinavo subrayan los riesgos de la ocurrencia del inquilino de la Casa Blanca, afirmando que llevaría a la militarización de la isla y a que los groenlandeses perderían independencia.

Soren Jespersen, del Partido Popular Danés, declaró a un periódico local que «si es cierto que (Trump) está trabajando en esta idea, entonces esta es la prueba final de que está loco. (…) La idea de que Dinamarca puede vender 50.000 de sus ciudadanos a EE.UU. es absolutamente loca».

Por su parte Rasmus Jarlov, miembro del Partido Popular Conservador, declaró sobre la posible compra de Groenlandia que «de todas las cosas que no van a suceder, esta es la más improbable. ¡Olvídalo!«, a su vez el ex primer ministro Lars Lokke Rasmussen sugirió que se trata de una «broma del día de las bromas de abril (…) totalmente fuera de temporada».

El miembro de un partido local de izquierda, Michael Aastrup aseveró «¡Groenlandia no se vende! Los tiempos en que era posible comprar territorios y personas han pasado hace mucho tiempo«.

XC

Artículos relacionados