Colombia aún llora la muerte de Luis Carlos Galán

Colombia aún lamenta el asesinato del líder popular Luis Carlos Galán Sarmiento, cometido el 18 de agosto de 1989, un crimen atribuido por las autoridades a una oscura alianza entre agentes del Estado y el narcotráfico.

Le caracterizaba su verbo fácil y conocimiento de la realidad del país, por lo que Galán se atrevió a denunciar en las calles y en el Congreso colombiano la descarada infiltración de las mafias del narcotráfico en la política y en la sociedad de un país sacudido por la violencia que aún se recuerda con horror.

Colombia aún llora la muerte de Luis Carlos Galán
/ Foto: Cortesía

El carismático líder de 45 años resultó asesinado en plena campaña a la Presidencia en la plaza principal de Soacha, municipio aledaño a Bogotá, pocos segundos después de que subió a una improvisada tarima hecha de tablas para dirigirse a sus seguidores. El político era, en ese momento, el favorito para ganar las elecciones presidenciales para el período 1990-1994.

«Creo que hoy en día, 30 años después de la muerte de Luis Carlos Galán, su mensaje sigue vivo”, señaló Claudio Galán, uno de sus tres hijos, quien destaca su vinculación con los más necesitados en los territorios más alejados, donde el Estado no llegaba.

Colombia aún llora la muerte de Luis Carlos Galán
/ Foto: Cortesía

Inspiró a una generación

Agregó: “Luis Carlos Galán inspiró a toda una generación que ve en el ejercicio de la política una forma de servicio al país«.

La gente veía en Galán a un hombre diáfano, capaz de levantar la voz para criticar la corrupción que carcomía al Estado, especialmente para fustigar a quienes quebrantaban los valores éticos y morales.

El exministro del Interior Juan Fernando Cristo recordó el asesinato de Galán, fundador del movimiento Nuevo Liberalismo: “Ese crimen realmente marcó la historia de Colombia, y cegó al vida de quien siempre hemos tenido como una guía de lo que debe ser el servicio público y el ejercicio transparente de la política (…) sus luchas siguen todavía vigentes, en lo que tiene que ver con lo social y la lucha contra la corrupción”.

FF

Artículos relacionados