La gaita nacional (II)

La gaita nacional (II)

Por: Ernesto J. Navarro

Aunque es la indiscutible marca de identidad musical del pueblo zuliano, en el occidente de Venezuela, la gaita no deja de ser una expresión rítmica propia de la venezolanidad.

Sus composiciones giran, básicamente alrededor de los elementos propios de la cultura zuliana: el lago, el puente, la virgen patrona, los personajes, etc.

No obstante, la gaita ha trascendido al estado Zulia y se convirtió en género musical que se cultiva en todo el país y sus temáticas realzan los valores nacionales.

Imitación de tranvía en el Paseo del Lago, Maracaibo, estado Zulia, Venezuela.

«La gaita es una forma musical que a su vez representa una gran tradición. Tiene mucha percusión, tiene letra profunda y melodía, pero es una gran tradición que se ha extendido por todo el país. La gaita es venezolana, por ello la Asamblea Nacional la decretó como Patrimonio de Interés Cultural y Artístico de Venezuela (17 de noviembre de 2014), por ser la forma musical más extendida en todo el país», explicó León Magno Montiel, ganador del Premio Nacional de Periodismo en 2004.

Gaitas nacionalistas

Para el gaitero y cultor zuliano Justo Montenegro, «las gaitas nacionalistas o históricas, tienen un valor importantísimo», para el arraigo de los valores patrios.

Aunque, agrega, «ese tipo de gaitas ya no se hacen como antes».

En los últimos 20 años, según explica Montenegro, «se producen gaitas que no quedan en el sentimiento del pueblo. Se graban muchas gaitas en laboratorios, en estudio y luego se lanzan por las redes, pero en ocasiones no llegan a sonar en las radios: esa es una realidad que no se puede ocultar».

Algunos ejemplos

Son muchos los ejemplos que puede tomarse para exponer las composiciones de gaitas zulianas que abordan temas nacionales o que se escribieron para defender al país o sus intereses.

En 1977, la agrupación Rincón Morales, «El coloso de cantares», incluyó en su LP un tema del compositor Rafael Rodríguez, titulada «Caracas» y que fue interpretada por Pablo Grey. Sus versos cantan a la capital venezolana y al padre Libertador:

-verso II -

Un muchacho de ojos negros

jugueteaba en su caballo,

El Libertador

vigilado con gran celo por la mirada de un sabio,

que fue su tutor

era el hijo poderoso

de la Caracas mantuana

el joven que realizó 

la gran gesta americana

-verso III-

Eres grande y poderosa,

muy noble y de origen fino,

mi gran capital

Venezuela esta orgullosa

de tu grandioso destino,

eres inmortal

vivamos la democracia 

que tanta sangre ha costado

siguiendo el hermoso ejemplo

que Caracas siempre ha dado.

Dos años más tarde, en 1979, también Rincón Morales graba un tema que escribe y canta Jesús Terán «Chavín»: Venezuela Galopante. Un canto a varias regiones del país.

Jesús Terán, «Chavín», ha cantado gaitas de profundo arraigo popular.
- estribillo -

Venezuela estrella,

que vas galopante,

por grandes caminos,

vamos adelante,

siempre pa' lante

buscando de corazón,

la fe y la enseñanza del Libertador.

- verso V -

Yo soy el suelo bendito,

donde Bolívar nació,

la espada valiente,

que nos libertó,

a luchar por esta tierra,

tierra que admiró Martí,

diciendo en forma sincera,

viva Venezuela Viva mi país.

Ese mismo año, la emblemática agrupación Cardenales del Éxito incluyó en su producción 1979, una gaita escrita por Renato Aguirre: Fascinante Venezuela. De nuevo la figura de Simón Bolívar abre el camino a sus versos.

- verso I -

Aquel ígneo personaje,

que cabalga en nuestra historia,

ciñe corona de gloria,

honor patrio a su linaje,

gallarda fina figura,

caballero cuyo lema,

fue a destrozar tus cadenas,

combatiendo en tus llanuras.



- estribillo -

Fascinante Venezuela,

muestra al mundo la gloria de tu bandera,

Arrogante exponente,

del sentir y del pensar de nuestra gente,

bellos pueblos que dormitan por ahí,

sobre campos y praderas que hay en tí

y esa ninfa de sol,

tus ciudades bañadas de dulce amor.



- verso II-

Eres bella y fascinante

y noble como ninguna,

Dueña de rica fortuna,

que te hace más pujante,

eres el norte y futuro, 

de la América Latina,

hoy tus pasos te encaminan,

hacia un destino seguro.

Otro guiño, que alude a la zulianidad como expresión propia del país se encuentra en el afamado tema: Veníte pa’ Maracaibo que el gaitero Ricardo Portillo escribió para Guaco:

- estribillo -

Venite pa' Maracaibo,

a la feria de la chinita,

aquí la cosa es bonita,

en el bello paseo del lago,

Ven que el zuliano te invita 

como buen Venezolano!

En 1992, la agrupación Maragaita difundió: «El descubri-miento«, un tema de Eddy Ramos en la voz de Carlos Méndez, que pone el dedo en la herida y presenta, a ritmo de gaita, la versión histórica de los suramericanos, a propósito de la llegada de los españoles al continente.

- verso I-

Nunca fue un descubrimiento,

fue una brutal invasión,

lo que España en la misión,

a Colón encomendara,

y a la América plagara,

de guerra, sangre y dolor



- verso II -

Ya América conocía,

a otros exploradores,

que llegaron por el Sur,

antes que los saqueadores,

se encuentran las evidencias,

en un cementerio Inca,

son momias nórdicas rubias,

de procedencia vikinga.



- verso III -

Allí estuviera la raza,

de América en su pureza,

haciendo su propia historia,

íntegra en cada proeza,

mancillaron su cultura,

saquearon su idiosincrasia,

legaron males sociales,

mataron su ingenua gracia.

La misma agrupación, presentó en 1998 el tema «Pueblo«. Una gaita en la que se describe el coraje, dignidad y buen tino del pueblo venezolano para sus decisiones.

- estribillo -

Pueblo,

No es el concepto de un diccionario:

ni un grupo étereo, estrafalario,

que camina bajo el cielo.

Es la clase obrera,

es la media baja,

es la media alta,

la rica altanera,

Cada hombre, cada Patria,

le canta el Alma Llanera.



- verso II -

Es el que sueña la Libertad,

el que un domingo acude a la misa,

el que un político lo hipnotiza,

el que no vende su dignidad.

El que sufraga con la esperanza,

de que algún día será distinto,

Pueblo es aquel que piensa que Clinton,

trae con la deuda, desesperanza.

La gaita de 1998: Por allí se va la Patria, cantada por el bardo de Ciudad Ojeda, Luis Escaray con la agrupación VHG (Venezuela Habla Gaiteando), reclama por la alta penetración de ritmos foráneos que van opacando la producción de música nacional.

- estribillo -

Por allí se va la Patria,

no nos ponemos de acuerdo,

es cuestión que nos sentemos,

a conversar entre todos,

sólo así se ve la gracia,

y es que no existe otro modo.



- verso I -

La patria se va mi hermano,

en un bus de pasajeros,

pues no hay cintas de gaiteros,

sólo rap y vallenatos,

por allí se va la Patria,

por tantas cosas así,

que hacen sufrir mi país,

lloran las cuerdas del arpa.

Un último ejemplo, quizá uno de los más elevados cantos nacionalistas es la gaita «Dos Fronteras» (1981), escrita por poeta Luis Ferrer.

Vista del íconico barrio «El Empedrado», en Maracaibo, estado Zulia, Venezuela.

En opnión de León Magno Montiel, se trata de «una gaita protesta de profundo contenido reivindicativo (…) para dar respuesta contundente y valiente al robo del territorio nacional».
Un tema que, curiosamente, fue grabado el mismo año por dos agrupaciones diferentes: Astolfo Romero con La Universidad de la Gaita, y Nerio Ríos con Cardenales del Éxito:

- estribillo -

Ni un pedazo más de tierra,

daremos a otra nación,

me abro en dos el corazón,

para que en sangre se escriba:

si no luchan los de arriba,

pelearemos los de abajo,

y si hay que hacer una guerra,

la guerra haremos carajo.

A pesar de ser un género musical que, como define Justo Montenegro, es «pascuero y decembrino», la gaita ha sido estandarte de los más elevados valores nacionales y un grito a la conciencia del pueblo.

¿Cuántas gaitas nacionalistas hacen falta por estos tiempos?

Artículos relacionados