Organización Mundial del Comercio: la próxima víctima del G-20

Como EEUU no pierde ninguna, esta vez se propone reformar las reglas de juego establecidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que estas le favorezcan. Para cumplir con su objetivo tiene un buen aliado: la Unión Europea, comunidad política que acaba de presentar sus propuestas para modificar los estatutos del organismo.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, recordaron en una carta que el orden internacional basado en normas se encuentra bajo una presión cada vez mayor y las tensiones del comercio mundial siguen sin resolverse, lo que afecta negativamente el panorama económico global.

Para resolver los conflictos, esperan convencer a todos los socios de que la cooperación multilateral coordinada es la mejor alternativa para romper el actual punto muerto en el que se encuentra el mercado mundial.

Compuesta y gobernada por sus países miembros, la OMC administra la red de reglas de comercio internacional actualmente en vigor.

De acuerdo con el inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, los acuerdos avalados por la OMC le han costado millones de dólares y un mayor índice de desempleo a EEUU, es por ello que quiere erigirse como el principal fiscal del comercio internacional por encima del organismo.

Este será uno de los temas a discutir en la próxima reunión del G-20 que se efectuará los días 1 y 2 de diciembre en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Otro de los tópicos abarcará las disputas comerciales entre China y EEUU que se han convertido en un factor de riesgo para el mercado global.

ARG

Rusia revela discrepancias de cara al G-20

Artículos relacionados