Detenciones en fronteras estadounidenses están de intervención humanitaria

A EEUU no le basta con ir a los países de Latinoamérica para tratar de adueñarse de sus recursos, tampoco le basta con desestabilizar a sus gobiernos hasta lograr derrocarlos para imponer unos que estén más comprometidos con su cruzada colonizadora. El imperialismo debe corroer más, herir más, dañar más.

Es por eso que su política migratoria se ha endurecido al punto de encarcelar a más de tres mil personas diariamente por haberse atrevido a llegar hasta la frontera en busca de un sueño americano que en la práctica no existe, mucho menos para los ciudadanos de esos países que no se cansa de atacar.

Un informe de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza reveló que las detenciones de familias migrantes en la frontera con México subieron un 375 por ciento entre octubre y marzo pasado, de esos arrestos la mayoría (un 76%, aproximadamente) corresponde a ciudadanos latinoamericanos provenientes de El Salvador, Honduras y Guatemala.

«Sólo en marzo, 92 mil 607 personas fueron aprehendidas entre los puertos de entrada en la frontera sur, en comparación con las 66 mil 884, en el mes de febrero y las 47 mil 984 de enero», detalló el documento.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza consideró que a través de estos datos se manifiesta una coyuntura «sin precedentes e insostenible en la frontera sur», que califican como «una crisis de seguridad fronteriza y humanitaria».

En efecto, esta situación provocó que el inquilino de la Casa Blanca #DonaldTrump, declarara el pasado 15 de febrero una emergencia nacional ante la negativa del Congreso de aprobar fondos para construir el tristemente celebre muro de la frontera, que según él impediría el éxodo hacia su país.

Esta crisis tuvo su inicio en octubre de 2018 cuando más de cinco mil centroamericanos provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala conformaran una caravana para emigrar hasta EEUU. La mayoría de ellos hoy se encuentran refugiados en campamentos en distintas ciudades de México a la espera de que autoricen sus solicitudes de asilo en el país norteamericano.

ARG

Artículos relacionados