Cierre de la frontera colombo-venezolana afecta a pillos y mercenarios

Casualidades de la guerra: cierre de la frontera Colombo-venezolana afectó a pillos y mercenarios

Alarma y zozobra intentaron armar el 22 de febrero de este año cuando la vicepresidenta de VenezuelaDelcy Rodríguez, anunció el cierre temporal y total de tres puentes en la frontera con Colombia tras las amenazas realizadas por el Gobierno de ese país contra la paz de la nación suramericana.

Un mes después, esa alarma quedó desmontada y la normalidad está del lado del gobierno venezolano. Factores de la derecha venezolana y colombiana aseguraban que con el cierre se afectaría el comercio y la producción económica entre ambos países, sin embargo los hechos demuestran lo contrario.

La desestabilización se les volteó y a mes y medio del cierre, los resultados han sido positivos, demostrando que la zozobra no es más que parte de la guerra que Colombia y EEUU ejecutan en contra Venezuela.

A dos días del cierre los precios de los productos en Venezuela comenzaron a bajar, en especial los precios de la comida y de productos de mayor consumo para el venezolano como la carne, la leche, el queso y los huevos. ¿La razón?, «bajó descaradamente el contrabando», así lo asegura Nancy Bracho Acosta, economista e internacionalista.

«Al dejar de pasar la comida y los productos de higiene personal por el paso fronterizo, en Venezuela los comerciantes y especuladores no les quedó de otra que vender los productos nacionales que si están en existencia, lo que nos demuestra a simple vista que el contrabando de extracción es lo que acelera los precios en el país descaradamente», comentó.

Bracho asegura que el tema económico es el principal foco de la guerra contra Venezuela, «cuando el presidente Nicolás Maduro se refiere a la guerra que hay en el país se refiere a cada uno de estos elementos. Los mercenarios que incendiaron las actividades en el puente durante el 23 de febrero también se quedaron fríos porque no pudieron seguir propiciando ataques armados«.

La especialista explica que la decisión de cierre del gobierno en Colombia y Brasil es la más acertada por el tema económico, «la comida ha tenido un bajón sorprendente en los productos de primera como lo es el queso y la carne. Sin embargo el cierre de la frontera no puede ser una decisión definitiva en el gobierno de Maduro, en algún momento se abrirá el paso y subirán los precios repentinamente y quedará demostrado el ataque económico que sufre Venezuela».

NB

Artículos relacionados