Franco erigió centenares de campos de concentración en España

Franco erigió centenares de campos de concentración en España / Foto. Cortesía

En España existieron cerca de 300 campos de concentración franquistas por los que pasaron entre 700 mil y un millón de personas, según una investigación de más de tres años realizada por el periodista Carlos Hernández de Miguel y difundida por agencias este sábado..

Franco erigió centenares de campos de concentración en España
El periódico La Estampa hablaba abiertamente de campo de concentración en 1935 / Foto: Cortesía

El resultado lo cuenta en el libro «Los campos de concentración de Franco» (Ediciones B), donde el periodista y escritor asegura que España se convirtió, durante la dictadura del general Francisco Franco (1939-1975), en un «gigantesco campo de concentración».

El sistema de campos resultó «una de las patas de la enorme mesa de la represión franquista», algo de lo que hay poca documentación, explica, a causa «de la destrucción masiva de ficheros durante la dictadura y los primeros años de la Transición” a la democracia.

Desaparecieron muchos documentos

Tras la Segunda Guerra Mundial, en España se realizó un borrado general especialmente de la documentación que podía relacionar al régimen franquista con el nazismo, de tal forma que hay un «agujero brutal de los archivos existentes sobre esa etapa», precisa Hernández de Miguel.

Franco erigió centenares de campos de concentración en España
El experto asegura que el sistema franquista se encargó de borrar todo registro de los campos de concentración / Foto: Cortesía

El autor también determinó que dirigentes de la Gestapo (la inteligencia alemana) participaron en el adiestramiento de las fuerzas policiales españolas y que el sistema franquista de estos campos se diseñó de acuerdo a las necesidades de la dictadura: exterminar a los elementos «más activos» del entorno republicano, los perdedores de la Guerra Civil, y la obtención de mano de obra.

No necesitaron cámaras de gas

Aclara Hernández de Miguel que “en los campos de concentración franquistas no hubo cámaras de gas, pero se practicó el exterminio y se explotó a los cautivos como trabajadores esclavos. En España no hubo un genocidio judío o gitano, pero sí hubo un verdadero holocausto ideológico, una solución final contra quienes pensaban de forma diferente”.

Asegura que ninguno de los que pasaron por los campos había sido juzgado o acusado oficialmente y considera «muy triste» que no hayan sido reconocidos como víctimas del franquismo. También enfatiza en que, tras los 40 años de la dictadura, hubo «un pacto de silencio» en la Transición.

FF

Artículos relacionados