7 episodios sombríos del legado de Franco

Terror, persecución, atraso, totalitarismo y división. Estas son algunas de las “maravillas” que legó a su sociedad el “generalísimo” Francisco Franco, cuyos restos, a 44 años de su muerte, fueron finalmente exhumados del Monumento del Valle de los Caídos para intentar hacer algo de justicia con las víctimas de la guerra civil española y de la cruel dictadura que le sucedió. La ley de Memoria Histórica promulgada en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, obliga a que los restos del dictador descansen en un lugar digno donde no se le rinda culto a su figura que tantos dolores trajo a España.

Ante este intento de devolver algo de dignidad a las víctimas de todo tipo de atropellos, VTactual hizo una selección de 7 episodios sombríos del legado de Francisco Franco.

7. División de la sociedad

De todo enfrentamiento armado se suele decir que “se sabe cuándo comienza, pero nunca cuándo termina”. Francisco Franco tomó el liderazgo de un levantamiento militar que derrocó no sólo un gobierno en España, sino un sistema de gobierno que democráticamente se habían ganado sus ciudadanos. Tras siglos de anacrónica monarquía, los españoles se abrieron a la fundación de su Segunda República, que desde su fundación fue objeto de conspiraciones. Franco y su empeño anticomunista se llevó por delante la voluntad de las mayorías e inició una mortal guerra civil que aún mantiene divisiones en la sociedad española a más de 80 años de culminada.

6. Represión con hambre

El horror desatado tras la guerra civil sólo fue comparable con lo visto durante la Segunda Guerra Mundial. Franco ordenó la prisión en condiciones de hacinamiento de más de 270 mil de sus enemigos vencidos. De entre ellos ejecutó a 50 mil y otros 200 mil fallecieron producto de las condiciones de reclusión y a las acciones represivas. La guerra aniquiló la agricultura y otros sectores productivos. El hambre generalizada produjo desnutrición y graves enfermedades que cobraron la vida de miles de españoles. Más de 400 mil presos políticos fueron usados como mano de obra esclava.

5. Los años del fascismo

Una vez terminada la guerra civil, Franco excluyó a su país de la Liga de las Naciones, fundada al término de la Primera Guerra Mundial para buscar la paz entre las naciones. Hizo pacto con la Italia de Mussolini y la Alemania nazi de Adolfo Hitler, quien lo condecoró con la Gran Cruz de la Orden del Águila Alemana, que es la más alta distinción que daba el Reich a un extranjero. Franco declaró a su país no beligerante en la Segunda Guerra Mundial, pero prestó apoyo táctico a los regímenes fascistas y nazis, mientras felicitaba cada paso que daban sus tropas en la conquista de Europa.

4. Perdón americano a cambio de sumisión

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, Franco se quedó solo y su país aislado. La caída del Duche y el Führer lo dejó sin amigos en el viejo continente y tuvo que enfrentar el cerco de los aliados y la Unión Soviética que dificultaron mucho más la vida de los españoles. Sin embargo, en un giro político, el “generalísimo” se acercó a Estados Unidos que buscaba aliados en Europa en plena Guerra Fría. Franco admitió la instalación de tres bases militares norteamericanas en tierras españolas a cambio del “perdón” por haber apoyado al nazismo. A cambio Estados Unidos intentó limpiar la imagen del cruel dictador.

3. La vuelta a la monarquía

Para asegurarse la permanencia en el poder, Franco aprobó la Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado, a través de la cual convertía a España en reino y se juramentó él mismo como jefe de Gobierno, quien se reservaba el derecho de nombrar a su sucesor. El mismísimo caudillo se encargó de formar políticamente al entonces joven Juan Carlos de Borbón, para que asumiera el control del reino de España una vez que él no estuviera. Una vez muerto Franco, Juan Carlos se coronó rey el 27 de noviembre de 1975.

2. Legado de corrupción

Las costumbres de corrupción no fueron ajenas a la familia Franco, y lógicamente también le salpicaron al mismo caudillo. La forma en que la justicia de entonces manejó los casos fue realmente penosa. Resaltan casos como el de Manufacturas Metálicas Madrileñas, en las que el hermano de Franco resultó absuelto en Consejo de Ministros. Su hermana Pilar, que enviudó y no tenía fortuna, murió multimillonaria con una pensión de 12 millones y medio de pesetas otorgada por Franco. Su familia acumuló gran cantidad de propiedades de manera dudosa y aún hoy sus descendientes gozan de ellas.

1. Complicidad de la iglesia católica

Ninguna de estas acciones pudo ser posible sin la complicidad, colaboración y direccionamiento de la Iglesia Católica. Esta institución apoyó y se encargó de esparcir la idea de que Franco había sido elegido por Dios “para salvar España”. La iglesia esparció e impuso la obediencia al caudillo “por la gracia de Dios” y acompañó cada una de sus decisiones. Al igual que la familia del dictador, la Iglesia Católica multiplicó sus propiedades en España durante los 40 años que duró.

RB

Artículos relacionados