A Macron se le pone color de hormiga con las protestas en Francia

Este lunes, continúan las jornadas de manifestaciones en Francia, en rechazo al reciente anuncio hecho por el gobierno, quien pretende aumentar el precio del combustible, a partir del 1 de enero del 2019, una acción que afectaría directamente a quienes residen en las localidades rurales y tienen que recorrer kilómetros para ir al trabajo o llegar a un centro de salud.

La jornada de hoy se ha visto marcada por el cierre de accesos viales a depósitos de combustibles de la empresa Total, ubicados en Vern y Rennes, al noreste y al sur del país, respectivamente.


De acuerdo con la información emitida por el Ministerio del Interior, un total de 280 mil personas salieron a las calles, este fin de semana. Durante las protestas aproximadamente 160 personas fueron arrestadas y 400 resultaron heridas, luego de fuertes enfrentamientos con efectivos de seguridad del país.

Pese a que los manifestantes han advertido que seguirán en acciones de protestas hasta que el gobierno desista de esta iniciativa, el primer ministro francés reafirmó que el costo del diésel ascenderá a principios del próximo año.


Las intenciones del actual gobierno, se presentan en medio de un fuerte descontento del pueblo con la gestión de Emmanuel Macron, a quien acusan de impulsar políticas a favor de los intereses de las grandes elites.

YR

un-cuchillo-protagoniza-nuevo-ataque-en-francia

Artículos relacionados