Franceses cambian la ropa ligera por los paraguas

Franceses cambian la ropa ligera por los paraguas

La alerta naranja por tormentas fue activada en 30 departamentos del este y el centro de Francia, donde se produjo esta semana un cambio brusco del clima al pasar de una ola de calor a fuertes temporales.

De acuerdo con los servicios de meteorología gala, las regiones implicadas estarán afectadas por las lluvias intensas, los vientos y la caída de granizos, lo que implica además un riesgo de inundación en algunas zonas.

El choque entre el aire fresco proveniente del Atlántico y el aire recalentado provocará el desequilibrio atmosférico.

Se espera que el temporal afecte a miles de temporadistas veraniegos y a los pasajeros de aviones, trenes y transporte público.

El episodio de tormentas viene acompañado de una caída drástica de las temperaturas, con una diferencia superior a los 10 grados centígrados con respecto al inicio de la semana.

Recordemos que Francia vivió en los últimos días una intensa ola de calor que terminó el martes último, con temperaturas que rozaron los 40 grados en casi todo el país y en algunos sitios los superaron.

De hecho, en París, Lyon y Estrasburgo, en Francia, limitaron el tráfico automotor como medida de emergencia para disminuir la ola de calor que afecta al país galo y a toda Europa.

Se estableció la circulación solo de aquellos automóviles certificados como los menos contaminantes a través de unas calcomanías. Los de mayores emisiones -por ahora-  permanecen fuera de circulación.

El fin de semana, La ministra de Salud, Agnes Buzyn, felicitó la disciplina de los ciudadanos en el cumplimiento de las medidas para minimizar el impacto de las altas temperaturas, y detalló que solo un cuatro por ciento de los pacientes llegados a emergencias estaban relacionados con esa situación.

Hasta el momento no se reportan víctimas fatales relacionadas con la ola de calor.

ER

Leer más:

Ola de calor veraniego llega al tope en Francia

Artículos relacionados