Franceses víctimas de fraude vinícola

El gobierno francés descubrió el fraude a gran escala en el que millones de botellas de vino rosado importado de España,  eran comercializadas como francesas desde el año 2016.

Según el diario Le Parisien, el motivo de la estafa es que el vino rosado español era comprado a 34 céntimos  de euro el litro mientras que el francés era cotizado de 75 a 90 euros.

Alrededor de diez millones de botellas de vino rosado español habrían sido falsificadas, la investigación también arrojó que dentro del fraude estarían implicados varios establecimientos comerciales, indicó la Dirección General de la Competencia, el Consumo y la Represión de Fraudes (DGCCRF).

Las inspecciones se desplegaron en todos los eslabones del sector, desde los productores a los importadores, pasando por los restaurantes o los grupos de distribución, precisó el director adjunto del gabinete de la DGCCRF, Alexandre Chevallier.

Las botellas manipuladas incluían detalles como la bandera francesa, un paisaje francés o un campanario francés y en letras pequeñas “producidos en España” y  en letras grandes que el vino había sido “embotellado” en el país galo, indicaron las autoridades.

Los culpables podrían enfrentar penas de dos años de cárcel y 300.000 euros de multa por los delitos de engaño, prácticas comerciales engañosas, fraude en banda organizada o usurpación de signos de calidad.

Francia y EE UU son los mayores consumidores de vino rosado sobre todo en verano, seguido de países como Alemania, Reino Unido y España. De acuerdo con un informe de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), el consumo de vino rosado se ha elevado en un 20% desde 2002.

 

NP

Artículos relacionados