Franceses al rescate de inmigrantes

No se trata del gobierno francés, sino de Benoît Micolon (35) y José Benavente (49), dos pilotos franceses fundadores de la asociación «Pilotos voluntarios», quienes consiguieron un pequeño avión de turismo, para intentar salvar la mayor cantidad de vidas de los inmigrantes que recurrentemente fallecen en el Mar Mediterráneo, huyendo de los conflictos armados que existen en sus países.

Los dos pilotos gastaron todos sus ahorros –unos 130.000 euros– para comprar un avión Colibrí MCR-4S y realizar misiones de reconocimiento, para individualizar las embarcaciones de los migrantes en peligro frente a las costas de Libia. Sin embargo, actualmente están realizando un llamado a donaciones, para mejorar estas acciones.

REUTERS Yannis Behrakis

«Hay urgencia para asistir a las naves de las ONG localizando las embarcaciones y señalándolas a la Centro de coordinación de rescate marítimo, el organismo oficial que administra los salvajates» en el mar, dijo Benavente, además

 «Desde el cielo, el campo de visión se amplía y la velocidad del vuelo permiten cubrir una zona de búsqueda muy extensa. La capacidad de localización desde el aire es unas 100 veces superior que desde los barcos».

Por su parte, Bruno Micolon declaró a la prensa que, «Estos días, las condiciones meteorológicas serán propicias para las salidas de las lanchas de migrantes de la costa Libia y, por lo tanto, de nuestra primera patrulla».

El sábado pasado, Benavente y Micolon, dejaron Francia y se trasladaron a Malta, desde donde realizarán vuelos de reconocimiento, visualizar embarcaciones que se encuentren en peligro y continuar con su loable labor. Aseguraron que su objetivo es convertirse en los ojos del Mediterráneo, para evitar que estos botes llenos de migrantes se traduzcan en más muertes en esta zona.

Resultado de imagen para Franceses al rescate en el Mediterráneo

MT

Artículos relacionados