#VTentrevista Adel El Zabayar: quienes rechazan que Venezuela reciba crédito del FMI son los responsables de que el Gobierno se haya visto forzado a pedir ayuda

La actitud de un sector de la oposición venezolana ligado al diputado Juan Guaidó, que celebró la negativa del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la petición de un préstamo por parte del Gobierno Nacional para enfrentar el combate en contra del Covid-19, no responde al patriotismo sino a mantener el negocio que han hecho de la crisis.

Así opinó el exdiputado de la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y analista político Adel El Zabayar, para quien este sector extremista de Voluntad Popular (VP) no tiene ningún interés en el bienestar del pueblo, ni mucho menos aspiraciones políticas reales, sino que juega a alargar la crisis, porque es garantía de recursos ilimitados para su beneficio personal.

«A ellos parece que les beneficia mantener el país como está. ¿Por qué?, porque ellos con mantener la fachada de ser a nivel internacional un ‘gobierno paralelo’, que tiene el reconocimiento de varios gobiernos, están recibiendo bastantes recursos. Es un negocio para ellos, son muchos millones que entran a las cuentas, y a estos que dirigen en el exterior, que están dirigidos por Juan Guaidó», que tampoco es independiente, porque recibe órdenes directas del gobierno de Donald Trump, opinó el experto.

En entrevista para VTactual, El Zabayar asegura que este sector, al que califica de «bien peligroso», no tiene ansias de llegar al poder, todo lo contrario, le conviene que siga la supuesta «dualidad» política, pues es la única manera de asegurar que seguirán recibiendo «ayuda» de la extrema derecha mundial destinada a la oposición, pero que nunca llega ni llegará, sino que es represada en cuentas de personajes como Julio Borges.

«Este sector de la oposición pareciera que juega a alargar todo, a alargar la crisis, a alargar esta situación, porque mientras más se alarga, ellos seguirán recibiendo fondos por parte de la extrema derecha mundial y en especial el sector que lidera #DonaldTrump (…) No es por patriotismo, es por intereses económicos «, explicó.

Además, el exparlamentario destaca que los mismos que se alegran de que Venezuela no tenga el crédito de 5.000 millones de dólares que pidió al FMI, son los responsables de que el Gobierno se haya visto forzado a pedir ayuda, pues gracias a su «gestión», el Estado nacional tiene decenas de cuentas bancarias y otros activos bloqueados en el exterior.

«Es un sector bien peligroso, pone en peligro los intereses del país, incluso la manera como ellos celebran el hecho de que a Venezuela la bloqueen económicamente, a veces nos recuerda aquel cuento del ladrón que luego grita ‘ladrón, ladrón’ , es decir, robo y grito ladrón, buscando desviar la atención (…) este sector de Guaidó, el sector de Juan Guaidó que está estrechamente ligado con las directrices del Pentágono norteamericano, participan, estimulan el bloque económico y el no financiamiento, y más en estas circunstancias para Venezuela, y a la ve gritan acusando las faltas y las fallas que hay en las distintas instituciones de salud», enfatizó.

Préstamo al FMI: Jugada política de Maduro

La solicitud de préstamo de Venezuela ante el FMI es para El Zabayar una decisión más política que de necesidad real.  De acuerdo a su análisis, si le otorgan o no el dinero a Caracas, el país sale políticamente beneficiado.

«La solicitud de crédito, si se acepta o no se acepta por ambos lados prácticamente el Gobierno venezolano tendría un resultado positivo en lo política.  Si se hubiese aceptado (el crédito) sería el inicio del fin de ese reconocimiento que tienen estas instituciones a la acción paralela que lideriza Juan Guaidó, y esto le daría más peso a nuestro gobierno frente a esas instituciones», dijo.

En el caso de que el FMI, que ya recibió un llamado de la Unión Europea (UE), que se opone a que le niegue el crédito a Venezuela, lo rechace definitivamente, quedaría al descubierto la actitud «irresponsable» de esta institución financiera.

«En caso que no se acepte, sencillamente queda al descubierto a nivel internacional, que las posiciones del FMI son irresponsables en todo punto de vista, más en esta coyuntura, en la que se requiere la solidaridad internacional», insistió.

El también economista venezolano, expuso que no hay razones para que económicamente se le niegue el préstamo al país, pues la economía nacional tiene capacidad para responder a cifras mayores que esa.

«No es un crédito que debe ser rechazado, todo lo contrario, es un crédito normal, es una cantidad poco significativa para la economía venezolana.  Nuestra economía tiene la capacidad de responder a cifras mayores», señaló.

Maya Monasterios Vitols-Vtactual.com

Venezuela activa repatriación de connacionales en EEUU

Artículos relacionados