El fin de una mala película con el terrorista Óscar Pérez

Durante la madrugada de este lunes 15 de enero, en la población de El Junquito, cerca de Caracas, capital venezolana, una situación irregular levantó el día para los habitantes locales: múltiples disparos daban cuenta de un enfrentamiento sostenido.

Al poco tiempo las redes sociales fueron develando un poco lo ocurrido: el terrorista Óscar Pérez, exoficial policial del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), ahora vocero del extremismo encarnado en la organización «La Resistencia», estaba acorralado en una casa de la zona, a merced de los cuerpos de seguridad del Estado venezolano.

El propio piloto que desde un helicóptero atacó con artefactos explosivos y disparos las sedes de dos entes gubernamentales a mediados de 2017, difundió un video a través de Instagram, donde daba cuenta del intercambio de disparos que se estaba dando en ese momento, aunque aseguraba que solo estaban siendo atacados mientras ellos planteaban una rendición.

Sin embargo, en su comunicado oficial, el Ministerio de Interior venezolano informó que los extremistas terroristas tenían armamento de alto calibre y, además de abrir fuego contra los funcionarios, «intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos, con el muy lamentable saldo de dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana fallecidos y cinco gravemente heridos».

Detrás de este personaje había todo un entramado con el cual la franja más extremista de la oposición venezolana buscaba consolidar un gobierno paralelo al del presidente Nicolás Maduro.

Como si se tratara de una película, se grabó durante el enfrentamiento

Por eso, argumentaba el asesor de Washington para Latinoamerica, David Smilde, que la derecha, erigida en gobierno paralelo, legitimaría el uso de la fuerza, la búsqueda de financiamiento y, finalmente, la adquisición de armas.

En ese contexto, y con el telón de fondo de las «guarimbas» promovidas durante varios meses del pasado año, Óscar Pérez pasó a ser cara visible y líder de la organización armada irregular de la oposición: en su nombre realizó el mencionado atentado, robó armas de dos bases militares y llamó a la población a salir a las calles para derrocar al Gobierno Bolivariano.

A continuación, reproducimos en su totalidad el comunicado emitido por el Ministerio de Interior, Justicia y Paz:

El Ministerio del Poder Popular Para Relaciones Interiores, Justicia y Paz de la República Bolivariana de Venezuela informa que el día de hoy, 15 de Enero de 2018, resultó desmantelado un peligroso grupo terrorista luego de un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad y mantenimiento de la paz de la República. Este grupo criminal es responsable,  luego de robar un helicóptero oficial, de perpetrar crímenes atroces al ametrallar y lanzar artefacto explosivo contra el recinto del Tribunal Supremo de Justicia y contra la terraza del Ministerio del Poder Popular de Interior, Justicia y Paz (donde en ese momento se realizaba el acto conmemorativo del día del Periodista), el pasado 27 de junio de 2017. Estas acciones pusieron en gravísimo riesgo la vida de personas inocentes, incluso la de niños del preescolar que se encuentra en la sede de nuestro Máximo Tribunal; asimismo, son responsables del ataque contra el destacamento de la Guardia Nacional situado en San Pedro de los Altos, población del Estado Miranda, en fecha 18 de diciembre de 2017, de donde sustrajeron armas de guerra para ser utilizadas en actos contra  la paz del pueblo de Venezuela.

Encabezaba una célula terrorista

Estos terroristas, quienes estaban fuertemente apertrechados con armamento de alto calibre, abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos, con el muy lamentable saldo de dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana fallecidos y cinco gravemente heridos; nuestros efectivos fueron alevosamente atacados por los violentos cuando se estaba negociando las condiciones para su entrega y resguardo. Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos.

La acción de nuestras fuerzas especiales, a los que un concienzudo trabajo de investigación condujo a dar con el paradero de estos asesinos, impidió que desarrollaran su alevosa intención, que incluía la explosión de coches bomba en lugares públicos y la consumación de otros actos terroristas, que de manera brutal y con cínico desparpajo fueron anunciados  en redes sociales y medios de comunicación por integrantes de esta banda.

Queremos felicitar el desempeño de todos los funcionarios policiales y militares que participaron en las operaciones para neutralizar esta banda terrorista, con profundo dolor enviamos nuestro reconocimiento eterno a quienes cayeron en el cumplimiento de su sagrado juramento de servir a nuestra Patria. Hacemos votos por la recuperación de nuestros efectivos heridos.

Es nuestro deber recalcar que el Gobierno Bolivariano de Venezuela perseguirá sin descanso, y castigará, a todo aquel que a través de actos criminales, violatorios de la Constitución y las leyes, intente vulnerar la sagrada paz y la tranquilidad de nuestra Patria. El trabajo de nuestras fuerzas policiales y de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha dado frutos el día de hoy para la victoria de la Paz.

JI

Artículos relacionados