Familia de Holanda fue liberada del fanatismo de su padre

La fiscalía de los Países Bajos acusó por presunto abuso sexual a un hombre de 67 años que encerró a seis de sus nueve hijos durante nueve años en una granja aislada en Ruinerwold, informa el periódico holandés DvhN.

El hombre de 67 años, cuya verdadera identidad se desconoce pero que la prensa local  identifica como Gerrit Jan van Dorsten, ya había sido acusado de privación ilegal de libertad en octubre, cuando el caso salió a la luz, luego de que uno de los presuntos rehenes escapara y diera aviso en una cafetería.

Las autoridades holandesas ubicaron la vivienda en un sector apartado de las urbes

Pero al parecer Van Dorsten tenía un cómplice, que también fue inculpado con los mismos cargos.  De él sólo se sabe que tiene 58 años y que era conocido en la zona como «Josef el austríaco«.

El acusado tiene nueve hijos, pero tres ya se habían emancipado antes que Van Dorsten decidiera enclaustrarse con los otros seis menores, todos de la misma madre que habría fallecido en 2004.

Las autoridades revelaron también que el sujeto estaría siendo investigado por abusos sexuales contra dos de los tres hijos mayores, los que ya se habían ido del hogar Van Dorsten.

El caso estalló en octubre, cuando el mayor de los hijos prisioneros, Jan, de 25 años, escapó y dio la alarma.

Tanto Jan como los tres hijos mayores apoyan las acusaciones contra Van Dorsten, mientras que los otros cinco se han puesto del lado de su padre. Van Dorsten y «Josef el austríaco», están presos en espera de comparecer ante la justicia en enero próximo.

MMMV

Infancia interrumpida: otra violencia que amenaza al mundo

Artículos relacionados