Del autoproclamado Presidente a niños como Escudo Humano #FakeNews

Uno de los recursos de propaganda sucia utilizados por la oposición venezolana en esta nueva fase de agresión, ha sido la difusión de fake news sobre el secuestro de menores de edad para ser utilizados como «escudo humano» en instalaciones militares y en la frontera venezolana en caso de una intervención extranjera.

La noticia ha corrido como pólvora en las redes sociales, aunque no se haya mostrado ninguna prueba fehaciente sobre semejante acción endilgada a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

Maduro y sus narcomilitares están secuestrando a los jóvenes y menores venezolanos para alistarlos en el ejército como «escudo humano» en caso de alguna intervención militar.
La violación de DDHH en Venezuela adquiere una nueva dimensión.#SOSVenezuela #MaduroSecuestradorDeNiños— Voyager (@Ivan_Pietri) 30 de enero de 2019

El propósito de esta operación psicológica es muy claro, se busca escandalizar a la opinión pública nacional e internacional, haciendo uso de los niños, para sumar más presión a la actual crisis política venezolana, devenida de la autoproclamación del diputado de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, como presidente del gobierno interno.

«Los están sacando de los liceos y de las casas», reza uno de los mensajes difundidos en Twitter, «los están utilizando como carne de cañón al frente». La maniobra mediática fue desmentida por las autoridades de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) del estado Carabobo, asegurando que esto forma parte de una campaña de difamación contra la FANB.

#30Enero 🔴#ALERTA || Montan campaña psicológica mediante las Redes sociales para desacreditar la #FANB y al CJ @NicolasMaduro Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela. Nuestro compromiso es con la Patria y el Pueblo. #LealesSiempreTraidoresNunca pic.twitter.com/pnUXD5j5P6— ZODI CARABOBO (@ZODICARABOBO) 30 de enero de 2019

La supuesta ola de detenciones arbitrarias de menores y su posterior incorporación forzada en el Ejército coincide, de manera macabra, con el inicio del proceso ordinario de alistamiento militar para el registro voluntario de quienes deseen iniciarse en la carrera militar.

YBV

Artículos relacionados