Estados Unidos aún no cruza la ‘línea roja’ con Rusia

El ministro de Exterioresde Rusia, Serguéi Lavrov, indicó que Moscú advirtió a Estados Unidos (EEUU), qué tipo de ataques supondrían “cruzar la línea roja» y hasta el momento Washington no la ha cruzado.

Asimismo, Lavrov recordó que antes de los ataques contra Siria, el jefe del Estado Mayor ruso, Valeri Guerásimov, dejó claro que si alguna acción de la coalición causaba daño a militares rusos, Moscú respondería de manera dura y clara.

«Incluso antes de que la tríada de países occidentales empezara a efectuar su plan se ataque contra Siria, el jefe del Estado Mayor ruso, Valeri Guerásimov, afirmó claramente que si cualquier acción por parte de la así llamada coalición causara daño a los soldados rusos, responderíamos de manera dura y clara. Además, consideraríamos como objetivos no sólo los misiles, sino también los aviones que los lanzan. Eso fue dicho clara y explícitamente», expresó el jefe de la diplomacia rusa.

Igualmente, explicó que después de eso hubo contactos a nivel de liderazgo militar entre sus representantes y el comando de la coalición estadounidense.

“Se les informó acerca de nuestras líneas rojas, incluidas las líneas rojas en el suelo, geográficamente. Y en cualquier caso, los resultados muestran que no han cruzado estas líneas rojas'», dijo el ministro.

En ese mismo sentido, Lavrov afirmó que tras el ataque de Londres, París y Washington, Rusia no tiene barreras morales que le impidan suministrar el sistema S-300 a Damasco.

«No tenemos ninguna obligación moral ahora tras el ataque», destacó Lavrov.

Igualmente, añadió que Rusia prometió no suministrar S-300 a Damasco hace 10 años, teniendo en cuenta el argumento de los socios occidentales de que esto podría desestabilizar la situación en Siria.

«Aunque la instalación de los S-300 es puramente defensiva, en ese momento escuchamos las peticiones, pero ahora no tenemos esta obligación moral», señaló.

Desde hace semanas la tensión entre Rusia y EEUU está asustando al mundo entero, debido a que ambas naciones no logran ponerse de acuerdo en un tema en específico: ¿qué pasará con Siria en los próximos días?

Rusia es el gran aliado de Siria y de Bashar al Assad, por lo que un atentado en contra de las fuerzas sirias y rusas por parte de «Estados Unidos», representaría una afrenta para Putin.

MT

Artículos relacionados