Estado Islámico traslada violencia a Australia

Dos personas fallecidas, entre ellas el autor del atentado, fue el resultado de un ataque ejecutado este viernes en la ciudad australiana de Melbourne y reivindicado por el Estado Islámico, en el que otros dos ciudadanos resultaron heridos. El atacante se encontraba vestido con una túnica negra al momento de estrellar su vehículo y era conocido por tener vínculos con organizaciones terroristas.

El individuo, que hirió con un cuchillo a las víctimas y se encontraba ardiendo en llamas por una explosión ocurrida en el auto en el que viajaba, fue detenido por los cuerpos de seguridad con un disparo que posteriormente le causó la muerte.

La policía detalló que encontró varios cilindros de gas dentro del vehículo del atacante, lo que se presume podría haber causado el incendio. El hecho ocurrió en la centrica calle Bourke, lugar que ha sido acordonado por las unidades antiexplosivos para garantizar la seguridad del área.

El incidente comenzó cuando el sospechoso se bajó de un vehículo en llamas junto a un centro comercial de la calle Bourke, cerca del Parlamento del Estado de Victoria.

En esta misma calle, pero en enero del año 2017, un conductor utilizó su automóvil para arrollar a seis transeúntes.

De acuerdo con las autoridades, el autor del hecho ocurrido este viernes era de origen somalí y llegó a Australia en la década de los noventa. Las agencias de inteligencia del país mantenían vigilados a algunos de sus familiares, aunque el individuo en concreto no estaba bajo observación.

ARG

El terrorismo bajo la mira del gobierno francés

Artículos relacionados