Rusia y EEUU vuelven a levantar la pólvora del espionaje

El espionaje entre Rusia y EE.UU. evoca los tiempos de la Guerra Fría, pero las acusaciones cruzadas, supuestos espías detenidos y tensiones políticas están más vigentes que nunca.

Este lunes el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) anunció la detención en la capital rusa de un ciudadano estadounidense, Paul Whelan, cuando realizaba actividades de espionaje. «El 28 de diciembre agentes del FSB detuvieron en Moscú a un ciudadano norteamericano, Paul Whelan, mientras realizaba actividades de espionaje», dice el comunicado.

El FSB añadió que se inició un proceso penal contra Wilson en virtud del artículo 276 del código penal (espionaje), asi inició un caso criminal y las investigaciones están en curso.

La embajada de Estados Unidos en Rusia fue alertada sobre la detención gracias a los acuerdos consulares bilaterales. La detención se produce en medio de fuertes tensiones entre Rusia y EE.UU.

Los escándalos de espías también han sacudido las relaciones diplomáticas recientemente en otras partes del mundo. A principios de este mes, un tercer ciudadano canadiense fue detenido en China. Las detenciones comenzaron a producirse cuando Beijing demostró su enfurecimiento frente a la detención de la directora financiera de Huawei Technologies Co., Meng Wanzhou, quien fue arrestada en Canadá y luego extraditada a EE.UU.

NB

Artículos relacionados