#VTanálisis: Arranca en Londres el “espectáculo” de la extradición de Julian Assange

#VTanálisis: Arranca en Londres el “espectáculo” de la extradición de Julian Assange / Foto: VTactual

La expulsión de Julian Assange, fundador de Wikileaks, de la embajada de Ecuador en el Reino Unido, en abril de 2019, inició la cuenta regresiva del espectáculo que diversos funcionarios y organismos de seguridad de EE.UU. preparan en torno a la figura que develó los principales secretos y “movidas de hilo” geopolíticos de la élite estadounidense.

Este lunes, finalmente, arranca el juicio en el tribunal Woolwich Crown Court, en el sureste de Londres, contra el activista al que con toda seguridad Gran Bretaña enviará a Washington, para que cumpla un destino incierto.

#VTanálisis: Arranca en Londres el “espectáculo” de la extradición de Julian Assange
EE.UU. estaría sentando un peligroso precedente de lograr la extradición de Assange / Foto: Cortesía

A Assange se le acusa de difundir información confidencial en 2010, por lo que permanece detenido en una prisión de alta seguridad, la de Belmarsh, contigua al tribunal que le verá junto con el coordinador de su defensa, el español Baltazar Garzón, durante varios días de presentación de argumentos.

Primer acto: La vinculación con Manning

Uno de los actos de esta escenificación estadounidense tiene que ver con la vinculación del programador de Wikileaks en una supuesta conspiración con Chelsea Manning, la soldado que le habría filtrado una gran cantidad de cables diplomáticos confidenciales del Gobierno de su país.

Por ello, de momento, Assange cuenta con el apoyo de periódicos como el británico The Guardian o el New York Times y asociaciones como Reporteros sin Fronteras y Amnistía Internacional (AI), aunque, a decir del director de Wikileaks, Kristin Hrafnsson, el resultado del juicio determinará “el futuro del periodismo”, lo que “sucede con un periodista que difunde información veraz y de interés público” sobre un Estado.

#VTanálisis: Arranca en Londres el “espectáculo” de la extradición de Julian Assange
Muchos defensores de derechos humanos consideran el caso un auténtico atentado a la libertad de expresión / Foto: Cortesía

Segundo acto: ¿Manos demócratas?

En los últimos días, un testigo citado por la defensa de Assange aseguró que #DonaldTrump le ofreció el indulto al fundador de WikiLeaks si negaba la implicación de Rusia en una filtración de correos electrónicos en 2016.

A la luz de este hecho, cabe recordar que WikiLeaks ventiló, ese año, unos correos electrónicos que afectaron la campaña por la presidencia de la demócrata Hillary Clinton, por lo que algunos expertos hablan de que todo este asunto podría ser un pase de factura demócrata impulsado desde el Congreso o desde enclaves de poder del mencionado sector político.

Lo cierto es que ha trascendido que el abogado Edward Fitzgerald aseguró que tiene pruebas que sugieren que el antiguo congresista republicano Dana Rohrabacher hizo esa oferta personalmente al activista cuando éste permanecía asilado en la embajada ecuatoriana en el Reino Unido en 2017.

La Casa Blanca ha desmentido la información. No obstante, Baltazar Garzón aseguró que el martes 25 de febrero la abogada defensora Jennifer Robinson presentará pruebas de ello en el tribunal londinense.

Tercer acto: Extradición, juicio y condena de Julian Assange

Cabe recordar que el australiano de 48 años resultó detenido hace casi una década en el Reino Unido, a petición de Suecia, por un caso de presuntos delitos sexuales que ya está archivado, pero ha pasado los últimos diez años confinado, primero bajo arresto domiciliario y después refugiado en la embajada de Ecuador en Londres hasta que el jefe de Estado, Lenín Moreno, en una acción controvertida y criticada por legalistas internacionales, le retiró la cualidad de exiliado y le entregó a la Policía británica.

La situación, impulsada por las autoridades de EE.UU., llevó a pedir a Londres –en mayo- su extradición por 18 presuntos delitos de espionaje y conspiración para cometer intrusión informática, por lo que, de declarársele culpable, Julian Assange podría recibir una condena de 175 años de cárcel.

Cuarto acto: Juicio político

“Los 175 años de prisión con los que la justicia estadounidense lo amenaza es un castigo indigno e intolerable”, afirmó el abogado defensor francés Eric Dupont-Moretti, quien sostiene que, desde todo punto, lo del fundador de Wikileaks no es más que un juicio político.

Al respecto, John Shipton, padre de Assange, ha dicho: “Me sigo preguntando por qué no se le puede liberar. La Reina (Isabel II), que tiene derecho de indulto, le había dado la tarea a sus funcionarios, quienes respondieron que el caso era un asunto político. Pero si de ello se trata, también se deduce que, según la ley británica, Julian no puede ser extraditado”. Sin embargo, el hombre sigue intentado sacar a su hijo de la cárcel por todos los medios posibles.

De ser extraditado finalmente, dice el diario cubano Granma, el activista estará recluido bajo “Medidas Administrativas Especiales” que son mucho más restrictivas que las condiciones en las que se encuentra en Reino Unido: “Estará en confinamiento solitario, en una pequeña celda. No se le permitirá ningún contacto con su familia. Sólo podrá hablar con sus abogados, que no podrán transmitir ningún mensaje suyo (…). Tales condiciones resultan una sentencia de muerte en vida”.

FF/VTactual.com

#VTanálisis: #DonaldTrump convirtió a EE.UU. en el paraíso fiscal de los más ricos

Artículos relacionados