En Madrid hasta para mendigar debes pagar

Si eres mendigo y vives en la Comunidad de Madrid, deberás realizar una declaración jurada ante el Gobierno regional de cuáles son los ingresos que percibes por concepto de caridad, si es que deseas seguir optando por la Renta Mínima de Inserción (RMI). Lo declarado, será descontado del monto final otorgado por este programa a las personas en situación de calle.

La medida, tomada el pasado 20 de agosto, le da un plazo de 10 días a los mendigos para declarar sus ganancias mensuales, algo irónico si se tiene en cuenta que la monarquía del Reino de España aumenta cada vez más sus ingresos, calculados en al menos 50 millones de euros anuales. Dinero que por cierto, sale del bolsillo de sus súbditos y casi nunca es declarado en su totalidad.

Podemos considera que la medida es un ataque en contra de las personas que viven en la más absoluta pobreza.

Diferentes organizaciones que luchan contra la exclusión social en el Reino de España han considerado la medida como una forma de fiscalizar a los más necesitados, alargar los trámites para optar a los programas de ayuda y descartar posibles candidatos a la RMI.

Algunas fuentes gubernamentales aseguran que los ingresos obtenidos mediante la práctica de la mendicidad no se contabilizan a la hora de calcular la RMI. No obstante, el artículo 18 del reglamento de la RMI sí toma en cuenta aquellas ganancias procedentes de actividades económicas indeterminadas (tales como la recolecta de cartones o chatarra).

En oposición a la medida, Podemos ha solicitado la comparecencia ante el Parlamento de la consejera de Políticas Sociales y Familia, Lola Moreno, para que explique el origen de esta disposición que consideran un ataque en contra de las personas que viven en la más absoluta pobreza y no perciben ingresos exorbitantes como los de la realeza.

ARG

Pobreza, la verdadera herencia de los dictadores en el reino de España

Artículos relacionados