En Indonesia le rendirán tributo a fallecidos en tragedia natural

Tras el terremoto y el posterior tsunami que azotó a la ciudad de Palu en Indonesia, el Gobierno de ese país anunció que convertirá en parques conmemorativos las zonas más afectadas por el terremoto.

Las autoridades dieron a conocer que la zona de Balaroa y las poblaciones de Jono Oge y Petobo “serán cerradas y convertidas en zonas verdes y parques para la memoria, donde construiremos un monumento para recordar lo que fue en su día la zona devastada”.

El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho, aseguró que los espacios que serán recuperados tendrán fines educativos y no serán utilizadas para construir nuevas viviendas.

Purwo Nugroho, estimó que 5.000 personas fueron enterradas en Balaroa y Petobo, mientras que en Jono Oge, donde también tuvo lugar la licuefacción de la tierra, la destrucción fue menor con 366 edificios dañados a pesar de que un río de barro movió una gran cantidad de terreno.

Las labores de búsqueda y rescate continuarán hasta el jueves, sobre todo en Palu, que también se llevó el impacto más fuerte de un tsunami de hasta tres metros de altura, ya que se ubica al final de una bahía que canalizó las olas hasta la capital provincial.

NP

Indonesia, panorámica de la devastación

 

Artículos relacionados