Washington asedia embajada venezolana y viola el derecho internacional

En una nueva violación al derecho internacional y los convenios diplomáticos entre naciones, el gobierno de Estados Unidos cortó el suministro eléctrico al edificio de la Embajada de Venezuela en Washington. Esta acción supone una agresión más contra la nación suramericana y un ataque directo por parte de un gobierno a una sede diplomática.

En la sede de la Embajada venezolana, se encuentran activistas defensores de los derechos humanos que evitan la toma del edificio diplomático por parte de personal ilegal que apoya un golpe de Estado en el país caribeño. Hace pocos días, la policía junto a un grupo de manifestantes violentos, atacaron a parte de los activistas que reponían comida para quienes hacen vigilia en esas oficinas.

Uno de los manifestantes grabó un video que compartió en las redes sociales, en el cual expone la situación que catalogó como ilegal. “Lo esperábamos, estamos preparados y no nos iremos. Es irónico que el Gobierno de EEUU ataque el sistema nacional eléctrico de Venezuela y ahora ataque el sistema eléctrico de la Embajada”, dijo el vocero.

Los manifestantes que protestan contra el golpe de Estado ejecutado por su país, tomaron la sede de la Embajada de Venezuela hace casi dos meses en apoyo al gobierno legítimo de Venezuela. «El pueblo se mantiene en solidaridad y fuerte contra estos ataques, nosotros haremos lo mismo. No nos iremos, resistiremos, nos mantendremos en solidaridad con el pueblo venezolano y el Gobierno elegido», señalan en la declaración.

Otras dos sedes diplomáticas de Venezuela en Estados Unidos, ya han sido tomadas por representantes ilegales que reconocen a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, para lo cual tienen el respaldo del gobierno norteamericano.

RB

Artículos relacionados