Intentan aplicar guión venezolano en Bolivia

Luego de que el conteo rápido del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia pusiera a la delantera al presidente Evo Morales con una diferencia de más de 10 puntos sobre el opositor Carlos Mesa, violentas manifestaciones se desataron en varias ciudades del país andino, en lo que recuerda a la «arrechera» del opositor Henrique Capriles cuando perdió las elecciones de 2013 en Venezuela.

Sedes del TSE quemadas o atacadas, gente en las calles alrededor de las Cortes Electorales Departamentales, llamados a paros cívicos, alimentados por comunicados de EE. UU. y la Misión de Observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) que ponen en duda la transparencia del sistema, han hecho que Bolivia, este martes, amanezca convulsionada.

Pese a que el TSE aún no se ha pronunciado, la oposición, liderada en estos momentos por Mesa, exvicepresidente del prófugo de la justicia Gonzalo Sánchez de Lozada, llamó a la gente a las calles, desatando el caos en varios departamentos, donde han llegado a quemar completamente las oficinas electorales y las maletas con el material que ya había sido contado, como ocurrió en Tarija, al sur del país.

«Confiamos en que la ciudadanía no va a aceptar esta votación, no va a aceptar este resultado, que está totalmente tergiversado y amañado», declaró Mesa.

También se han registrado tomas de las sedes regionales del TSE en los departamentos de Potosí, Chuquisaca, Pando, Oruro y Cochabamba. En Santa Cruz se convocó a un paro a partir del mediodía.

Lo cierto es que, el país arde y el TSE no se ha pronunciado sobre la diferencia entre los resultados del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) y los resultados de las actas contadas a través del sistema de cómputo electoral.

En uno, Morales aventaja a Mesa por poco más de 10 puntos, lo que le daría por ley la distancia suficiente para evitar la segunda vuelta el próximo 15 de diciembre, y el otro refleja menos de 3% entre uno y otro. Ambos son sistemas oficiales y válidos del TSE.

El TREP es un conteo rápido que se realiza mediante el envío por parte de los notarios electorales de fotografías de las planillas por medio de una aplicación móvil a las Cortes Departamentales. El otro, que es el que reduce la brecha Morales-Mesa, es el conteo oficial, que se da cuando las actas llegan físicamente a las Cortes Electorales Departamentales y éstas mandan sus resultados a la central en La Paz.

Entre tanto, en La Paz, la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) , que aglutina a las principales organizaciones sociales del país, anunció una serie de acciones para defender los votos de las elecciones generales de este domingo.

La Conalcam declaró un estado de emergencia, que implica movilizaciones pacíficas a partir de este miércoles, en rechazo a las acciones violentas para desconocer los resultados del TREP.

«Se están aprovechando y quieren aprovecharse de esta coyuntura electoral y eso no lo vamos a permitir», sostuvo el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi.

MMMV

Artículos relacionados