El peligro se cierne sobre la democracia de Brasil

/ Foto: El Universal (Ve)

Durante el último debate de la campaña electoral brasileña, Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT), criticó la política de Temer y opinó sobre la actitud de los aspirantes que guardan relación con él, como Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña; Henrique Meirelles, del Movimiento Democrático Brasileño; y en particular Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL).

El peligro se cierne sobre la democracia de Brasil
Bolsonaro manifestó en diversas ocasiones su aprecio por el periodo de la dictadura militar de Brasil / Foto: Público (Es)

«Nuestra Constitución tiene principios muy célebres que están siendo atacados, sobre todo por Bolsonaro; Bolsonaro no tiene compromiso con la democracia, con la paz ni con la verdad«, dijo Haddad en Belo Horizonte.

Capitán militar en la reserva y representante de la ultraderecha, favorito en todas las encuestas de opinión de cara a las elecciones de mañana (7 de octubre), Bolsonaro manifestó en diversas ocasiones su aprecio por el periodo de la dictadura militar de Brasil (1964-1985) y elogió a famosos torturadores, como el coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra.

Haddad también criticó la «difamación y la injuria» que en su opinión predominan en la campaña del candidato de la extrema derecha. En tal sentido, atribuye parte del estancamiento que sufre en las encuestas de opinión a la divulgación de noticias falsas sobre su persona a través de grupos de Whatsapp dominados por simpatizantes de Bolsonaro.

Haddad a la zaga de Bolsonaro

Según la encuesta del instituto Datafolha divulgada el 4 de octubre, Bolsonaro lidera la carrera presidencial con 35% de las intenciones de voto, mientras que Haddad tendría 22% de apoyos.

Haddad suma 22% de los apoyos del electorado brasileño según recientes encuestas / Foto: El Universal (Ve)

No obstante, en una eventual segunda vuelta, que se celebraría en caso de que ninguno de los candidatos obtenga más del 50 % de los votos en la primera (prevista para pasado domingo), el ultraderechista Bolsonaro y el heredero de Lula da Silva aparecen técnicamente empatados, con un 42 % de los apoyos del electorado.

FF

Leer también:

Brasil, entre la memoria de tortura y la institucionalidad

 

Artículos relacionados